domingo 29/11/20

El geriátrico de Carancos tiene un ángel de la guarda

Alba Arboleya confeccionando una mascarilla.
Alba Arboleya confeccionando una mascarilla.

La costurera de Nava Alba Arboleya confecciona y dona mascarillas

Los trabajadores de la residencia para mayores de Carancos tienen su propio ángel de la guarda. Se llama Alba Arboleya y no tiene alas pero sí una máquina de coser con la que confeccionar las mascarillas de autoprotección que tanta falta hacen en tiempos de coronavirus.

"Desde el Ayuntamiento de Nava ya me han llamado para decirme que nos donarán telas tnt (telas no tejidas) para hacer mascarillas desechables",

Arboleya regenta una tienda-taller de costura en Nava, que como todos los negocios que no son de primerísima necesidad permanece cerrada desde hace un par de semanas a causa de la crisis sanitaria. Lejos de quedarse de brazos cruzados, la costurera emplea la mayoría de su tiempo en fabricar artículos de autoprotección. "Hago mascarillas reutilizables aprovechando el algodón y el lino que había comprado para la campaña de verano. Luego lo desinfecto con lejía y lavándolo a noventa grados", explica.

mascarillas-alba-arboleya-nava-01

Muestra de las mascarillas que confecciona la costurera naveta.

De media, elabora al día entre 12 y 24. Cada una de sus creaciones cuenta con doble capa y tres pliegues para ser más efectiva. Cuando están listas, trabajadores municipales se encargan de repartirlas. Y es que Arboleya no solo surte al geriátrico de Carancos. "Se las mando a todo aquel que lo necesite: vecinos vulnerables, trabajadores de supermercados, voluntarios de Protección Civil de Cabranes...", enumera.

Tal es el nivel de actividad que hasta se le han roto las agujas de la máquina. "A los dos minutos de comunicar el incidente por mi Facebook ya había vecinas ofreciéndome las suyas. La gente es muy solidaria", destaca.

Y aunque le gustaría que la crisis concluyera cuanto antes, la costurera naveta reafirma su compromiso de seguir trabajando de forma altruista mientras haga falta. "Desde el Ayuntamiento de Nava ya me han llamado para decirme que nos donarán telas tnt (telas no tejidas) para hacer mascarillas desechables", cuenta.

El geriátrico de Carancos tiene un ángel de la guarda
Comentarios