PSOE y PP abandonan el Pleno de Colunga

El Pleno celebrado ayer miércoles, en el Ayuntamiento de Colunga se suspendió abruptamente cuando los grupos municipales del PSOE y el PP, abandonaron el salón de plenos, en disconformidad con el empeño del alcalde, José Ángel Toyos (Foro), de darle la palabra al interventor municipal, «cuando nadie le ha preguntado por ninguna cuestión técnica», apuntó la portavoz del PSOE, Sandra Cuesta, que fue la que anunció que ella y sus compañeros abandonarían el pleno si el edil daba la palabra al funcionario, postura que secundaron también los concejales del PP.

«Una cosa es que se les de la palabra a los técnicos, que la tienen que tener como técnicos que son, y otra cosa es que hagan alusiones políticas, algo que es absolutamente improcedente».

El detonante del abandono del pleno fue el debate del punto referente al destino del dinero que recibirá el Ayuntamiento del Fondo de Cooperación Local por parte del Principado. El PSOE preguntó cual iba a ser el destino de esos casi 130.000 euros (17.000 euros más que en 2023) a lo que el alcalde respondió que se destinarían al «gasto corriente del Ayuntamiento como se viene haciendo estos años», algo que afeó Sandra Cuesta, recordando que «lo que se venía haciendo hasta ahora era inversiones» y puso el ejemplo del bombeo del saneamiento de Huerres, que se ejecutó el año pasado. Cuesta volvió a recordarle al alcalde que la falta de unos presupuestos conlleva estas cosas, que dinero que debería ir a inversiones, se destine al gasto corriente.

Cuando intervenía Cuesta, el concejal popular Justino Pérez, le apuntó «mira la cara del interventor», en relación a los evidentes gestos de extrañeza y sorpresa del funcionario público, que ya había puesto de manifiesto en otros momentos del pleno, durante el que se pasó notable tiempo con el móvil en la mano.

«Los interventores, normalmente no intervienen en los plenos, salvo cuando haya una duda técnica, que no es el caso

Santa Cuesta respondió a Pérez «me da igual la cara que ponga el interventor, pero por ejemplo volviendo al bombeo del saneamiento de Huerres, ese se hizo con cargo al Fondo de Cooperación Local» y fue más allá al pedir que «el interventor debería controlar sus gestos en un pleno». A partir de aquí el interventor, sin tener la palabra, entabló un debate con Sandra Cuesta quien le recordó que «los interventores, normalmente no intervienen en los plenos, salvo cuando haya una duda técnica, que no es el caso (..) Los secretarios y los interventores no deben entrar en cuestiones políticas».

Aún así el alcalde, se empeñó en la darle la palabra al interventor, ante lo que el PSOE anunció que abandonarían el pleno, com así hicieron también los ediles del PP, Javier Brea, su portavoz, abundó que «una cosa es que se les de la palabra a los técnicos, que la tienen que tener como técnicos que son, y otra cosa es que hagan alusiones políticas, algo que es absolutamente improcedente». Brea rogó al alcalde que «como le he pedido en otros plenos, evite estas situaciones, porque los técnicos no deben discutir con los políticos».

El alcalde dio por finalizado el Pleno

Con la salida de los concejales del PSOE y del PP, pero sin dar lectura a las preguntas que faltaban, cosa que debe de hacerse siempre que estén en el pleno un tercio de los concajeles, como ocurría.