jueves 09.04.2020

La solidaridad se teje en Colunga

Macu Pacios muestra una de las mascarillas que confecciona.
Macu Pacios muestra una de las mascarillas que confecciona.

Costureras de Colunga tejen mascarillas

La Comarca de la Sidra muestra su lado más solidario y son muchas las iniciativas ciudadanas que están surgiendo para hacer frente a la pandemia del coronavirus, que mantiene al país en estado de alarma. En el concejo de Colunga, por ejemplo, algunas vecinas han puesto la máquina de coser a funcionar a todo trapo para fabricar mascarillas protectoras. Lo hacen siguiendo tutoriales de Internet y aprovechando los retales que tienen por casa. Las mascarillas son donadas al Ayuntamiento, que se encarga de la logística y de distribuirlas entre trabajadores municipales, taxistas y otros profesionales que las necesiten.

mascarillas-gelu-lopez-libardono-02

Gelu López, en Lliberdón, donde confecciona sus mascarillas.

Entre quienes se han sumado a esta iniciativa se encuentra Gelu López, natural de Zaragoza y residente en Lliberdón. "Al enterarme de que en el Hospital Clínico de Zaragoza necesitaban  mascarillas y la gente las donaba, se me ocurrió hacer lo mismo aquí. Hablé con la Alcaldesa, que es vecina mía, y le pareció buena idea. Es importante que todos arrimemos el hombro en la medida de nuestras posibilidades", apunta. De momento, López ya tiene cerca de una veintena, todas hechas con algodón, y seguirá fabricando si crece la demanda. "Llevan su tiempo porque las hago de doble tela para que sean más eficaces", insiste la mujer, que se dedica profesionalmente a la costura ecológica. "El problema es que se me está acabando la goma pero a una mala lo podría hacer con trapillo", lamenta.

mascarillas-macu-pacios-colunga

Muestra de las mascarillas de Macu Pacios.

En Colunga también tiene su taller artesano Macu Pacios, que por unas horas al día aparca la fabricación de bolsos y complementos para dar forma a mascarillas con los retales de tela de algodón sobrantes. "La idea es que ya que hay que usar máscara, por lo menos sean divertidas. En vez de coser las típicas verdes las hago de muchos colores para que les suba el ánimo cuando se miren al espejo", cuenta la artista, que ya ha elaborado una veintena. "Hay que darle la vuelta al drama", concluye.

marcarillas-gelu-lopez-libardon-01

La solidaridad se teje en Colunga
Comentarios