miércoles 25/11/20

Arte Dramático en el Pleno de Cangas de Onís

Pleno del 30 de julio celebrado en Cangas de Onís.
Pleno del 30 de julio celebrado en Cangas de Onís.

Pleno en Cangas de Onís

Ayer 30 de julio la Corporación Cangas de Onís se reunió en un acto plenario, quizá el primero presencial de la Era Covid. Pocos asistentes entre el público, unas diez personas, lo que es una pena porque la capacidad de dramatización de Pepín, el alcalde, y de Mari Fé, teniente de la alcaldía, son notables y merecen audiencia.

Pepín sobreactúa, sin duda. Tuvo varios ataques de dignidad impostada, recordando sin parar a los asistentes que aquello “no era un chigre”, lo que resulta sorprendente en una pequeña ciudad colmada de bares, y dando por supuesto que las conversaciones de taberna implican mala educación. Pues no, José Manuel, ni ayer en el pleno se comportó nadie indebidamente, ni la gente que en tu concejo conversa en los bares lo hace necesariamente con falta de respeto por el interlocutor. Cuando alguna concejal de la oposición le re-preguntaba o matizaba, el alcalde daba un mitin sobre el respeto que dejaba perplejos a todos, porque las intervenciones de ayer fueron muy comedidas. Mucho más comedidas que la hiperventilación de Pepín.

Un alcalde tiene que conservar el temple y no dejarse llevar por la exageración.

Otro de los excesos verbales del Alcalde tuvo lugar cuando la oposición le preguntó por los accesos a la Hoya del Dobra. Dejándose llevar por la exageración, quiso relacionar la ausencia de Guardia Civil en el Puente Dobra con la “vigilancia de chalets de políticos”. Si ello fuera cierto tendría razón el regidor, pero se trata de una ensoñación. La verdad es que me sorprendió que la fantasía ultra de quienes merodean -física o mentalmente- en torno al chalet de Pablo Iglesias, en Galapagar, ofuscase a Pepín y lo condujese a formular tal comentario. Un alcalde tiene que conservar el temple y no dejarse llevar por la exageración.

Y exageró cuando acusó de “mentir” a la concejala de Unidas Podemos. Porque nuestra concejala, y el grupo que la respalda -del que formo parte- puede cometer errores pero no “miente”. Reconocemos que dos de las preguntas al alcalde (la retirada de escritos de apoyo a la violencia de género y el desacuerdo con un sindicato de policía) no estaban suficientemente contrastadas y fueron formuladas con error. Pero no se debe -no se puede- acusar de mentir a quien se equivoca, ni entender la labor de oposición como un ataque personal, como hizo la concejala Mari Fe al confesarse públicamente molesta por las “preguntitas” -dicho con retintín- de Vanesa (PSOE), cuando los socialistas, ayer, hicieron una oposición con fieltro, como para evitar rozaduras. De Foro, por completar el panorama, llama la atención el alineamiento con el Partido Popular, la mano siempre alzada como un concejal más de Pepín, y que la única discrepancia formulada en el Pleno lo fuese contra Unidas Podemos.

Hace años que la excursión a La Hoya necesita regulación durante los momentos -puntuales- de afluencia masiva. Pepín lo resume en “mandar un municipal cuando hace buen tiempo”, y en echarle la culpa al delegado del Gobierno porque manda a la Guardia Civil a proteger chalets de políticos.

En resumen, mucha “dramatización” y poca deportividad democrática en el pleno de ayer, con un alcalde echando sin parar balones fuera: en tres ocasiones rehusó redactar ordenanzas, quejándose por su laboriosidad: “es muy complicado redactar unas nuevas ordenanzas del mercado dominical”, “ahora no tenemos tiempo para redactar una ordenanza de ruidos”…y en lo referente al “problema del Dobra”, queriendo confundir la presión y deterioro de la visita con un problema de aparcamiento y carreteras. Hace años que la excursión a La Hoya necesita regulación durante los momentos -puntuales- de afluencia masiva. Pepín lo resume en “mandar un municipal cuando hace buen tiempo”, y en echarle la culpa al delegado del Gobierno porque manda a la Guardia Civil a proteger chalets de políticos. Pero no se da cuenta de que la concejala de Unidas Podemos le está reclamando un plan integral de protección para La Hoya, una de nuestras pequeñas joyas de valor ambiental.

Alguno de sus gestos (los de la secretaria del Ayuntamiento) nos parecieron poco profesionales, impropios. Por mi parte, apenas le entendía la lectura de los ruegos y preguntas, por su rapidez y pronunciación atropellada.

Por último, y con el respeto debido a todo funcionario, como trabajador que es, queremos dejar constancia de nuestro desacuerdo con la actitud de la secretaria del Ayuntamiento. Alguno de sus gestos nos parecieron poco profesionales, impropios. Por mi parte, apenas le entendía la lectura de los ruegos y preguntas, por su rapidez y pronunciación atropellada. Cuando atribuí a la mascarilla el problema, mis compañeros de partido me dijeron que antes del Covid la situación era similar. No obstante, lo que sí se le entendía de vez en cuando, era un mohín de rechazo a las preguntas de la concejala de Unidas Podemos, como ese gesto que hacen los doceañeros cuando les molesta algo. Lo dicho: poco elegante, impropio de un funcionario, que ha de ser gentil con todos los concejales. La interventora tampoco lo fue. Y tampoco lo fue el resto de los concejales de Pepín, mudos mientras el alcalde-actor intervenía, y en “modo risitas” y falto de la educación debida ante las intervenciones de la concejala de Unidas Podemos, crítica como es su derecho, e impecable en su respeto al conjunto de la Corporación.

Gonzalo Barrena. Agrupación municipal de IU, Cangas de Onís.

Arte Dramático en el Pleno de Cangas de Onís
Comentarios