jueves 09.04.2020

ENTREVISTAMOS A Rodrigo Bernardino, director de la fábrica de Nestlé de Sevares

Rodrigo Bernardino, director Nestlé de Sevares.
Rodrigo Bernardino, director Nestlé de Sevares.

Nestlé apuesta por su planta de Sevares

Rodrigo Bernardino nació hace 44 años en Rio de Janeiro (Brasil) y es Ingeniero Mecánico. Hace 15 años que llegó a Europa, primero disfrutó de una estancia de 5 años en Portugal y posteriormente se trasladó a España, país en el que ya lleva una década trabajando para Nestlé y, concretamente, 4 años y medio como director de la fábrica de Sevares. Es un enamorado de Asturias y «disfruto cada día de la oportunidad de residir en esta tierra», asegura.

– ¿A qué se debe la decisión de dejar de fabricar potitos en Sevares? ¿Dónde se fabricarán a partir de ahora esos potitos y por qué?

– El año pasado tuvimos la suerte de recibir una inversión de casi 8 millones de euros para la instalación de una nueva línea de producción que ya nos está permitiendo fabricar nuevos formatos de purés de fruta para bebés. Con esto vamos a conseguir fabricar mayores volúmenes y un producto que está más en línea con las preferencias actuales de consumo. Además, estos nuevos productos nos van a permitir reforzar aún más las exportaciones.

Sin duda, esta importante inversión pone de manifiesto la apuesta de la Compañía, a nivel mundial, por nuestro centro en Asturias. Estoy especialmente orgulloso de que así haya sido y estoy seguro de que va a suponer una gran oportunidad ya que garantiza la competitividad de la fábrica y la sitúa en una sólida posición de cara al futuro.

Por su parte, los tarritos seguirán comercializándose en España, aunque se producirán en otra fábrica del Grupo. En ningún caso, el consumidor va a notar ningún cambio ya que va a seguir encontrando el mismo producto en el lineal.

La fábrica de Nestlé en Sevares siempre ha sido un centro que ha sabido transformarse y adaptarse a la evolución de los tiempos y a las nuevas necesidades del consumidor. La calidad y dedicación de su gente -de todos los empleados que estamos hoy en día o de los que han estado en el pasado- es, sin duda, la clave de su éxito. Seguramente esta es una de sus principales virtudes y la que hace que nos mantengamos aquí, firmes, al pie del río Piloña.

– ¿En qué consisten las obras para instalar una nueva línea de producción de bolsitas con purés de fruta para bebés (que suponen una inversión cercana a los 8 millones de euros) en la fábrica de Sevares?

– Básicamente las obras consisten en reformar y reacondicionar el edificio donde hasta poco tiempo teníamos la línea de los tarritos de vidrio para adecuarlo a las necesidades de la nueva línea de bolsitas, ya que esta tiene unas características y maquinaria muy distintas a la anterior. Es una excelente oportunidad para modernizar las instalaciones, pero respetando la identidad de la fábrica.

– ¿En qué fase se encuentran dichas obras? 

– Las obras acaban de empezar y hemos empezado por el desmontaje de la anterior línea de tarros de vidrio. Después se va a reacondicionar el edificio, que debe estar terminado en el mes de marzo.

A partir de ahí, empezaremos a instalar toda la maquinaria nueva, hacer las pruebas y las validaciones necesarias con las máquinas y con los nuevos productos, para garantizar la calidad y la seguridad alimentaria, además de toda la formación al personal, ya que la línea es bastante más avanzada tecnológicamente que la anterior y necesita conocimientos técnicos distintos.

– ¿Cuándo estiman que llegarán al mercado las primeras bolsitas de puré de bebé fabricadas en Sevares?

– Las bolsitas fabricadas en nuestra fábrica de Nestlé en Sevares deben llegar a los consumidores a partir del mes de Julio de 2020. Son muy similares a las que actualmente encontramos en los lineales. La diferencia a partir de esa fecha será  que estarán fabricadas en nuestro centro asturiano.

Como es un producto con muchas oportunidades de crecimiento y en línea con las necesidades del consumidor, Nestlé decidió apostar por este centro asturiano, ampliando la capacidad del grupo para fabricar esos formatos.

– ¿A que mercados irán destinadas las bolsitas que salgan de Sevares?

– De las bolsitas producidas en la fábrica de Nestlé Sevares se venderán, de momento, un 60% en España y el otro 40% se exportará a 12 países en Europa y en Oriente Medio.

– Estos cambios también han traído cambios en la plantilla de trabajadores de la fábrica piloñesa

– Lógicamente, la nueva línea de bolsitas de frutas que acabamos de poner en marcha tiene unas necesidades estructurales distintas de la anterior y, por ese motivo, ha sido necesario replantearse las actividades que hasta ahora llevaban a cabo los operarios de fabricación y de mantenimiento para adecuarlos al nuevo proceso de producción y sus exigencias.

En este sentido, la futura línea de bolsitas de purés de frutas no ha podido dar ocupación a una parte del personal que, hasta ahora, de manera directa o indirecta, estaba asignado a la línea que producía los tarros de vidrio.

En cualquier caso, lo verdaderamente relevante es que Nestlé ha podido mantener el empleo a todos los afectados con reubicaciones en otros puestos de trabajo. De todos los empleados, tan solo 5 han tenido que trasladarse a la fábrica de Gijón, lo que les ha permitido mantener su empleo y en ningún caso van a ver modificado su salario.

– ¿A cuántas personas da empleo directamente en la actualidad la fábrica piloñesa y qué perfil tienen?

– Nestlé Sevares, a día de hoy emplea alrededor de 170 personas. La gran mayoría son del valle del Piloña y llevan trabajando en Nestlé más de 15 años. En 2018 se fabricaron unas 50.000 toneladas de productos y se exportó más del 60% de su producción a más de 10 países.

En 2020, además de seguir mejorando nuestros indicadores operacionales, el reto principal es la puesta en marcha, a tiempo y respetando los costes y la calidad, de nuestra nueva línea de bolsitas. Es una actividad importante, que involucra a decenas de personas, y que es clave para la compañía y una excelente oportunidad de atraer más volúmenes para la fábrica.

– ¿Existe algún programa enfocado a retener talento joven de la comarca o se plantea su puesta en marcha?

– La fábrica de Sevares, como parte de Nestlé, participa de la Iniciativa Europea de Empleo Juvenil, el programa Nestlé Needs Youth, que está enfocado a dar oportunidades de desarrollo a jóvenes. Dentro de ese marco, el centro oferta estancias formativas a alumnos de los centros de formación profesional (FP), a través de la formación dual, un protocolo firmado con la Consejería de Educación del Principado de Asturias en 2017.

Cada año, solemos recibir un promedio de 4 estudiantes en nuestra fábrica.

– ¿Qué líneas de producto se mantienen en la actualidad en Sevares? ¿Hay previsión de aumentar o disminuir ese número? ¿Y de modificar alguna de esas líneas de producción?

– Además de la futura línea de purés de frutas, a día de hoy, nuestro centro cuenta con 4 líneas de producción de leches infantiles, por lo que ya es una fábrica de referencia en esta categoría, a nivel internacional, dentro del Grupo Nestlé.

En 2018, renovamos una de las líneas de leches para poder producir un nuevo tipo de embalaje más moderno y atractivo, que conllevó una inversión de 2 millones de euros. De momento, no tenemos ninguna previsión de modificar más líneas. Considerando esta inversión, desde 2015 se habrán invertido en fábrica un total de 14 millones de euros, destinados a la modernización de líneas de producción, así como a mejoras en la gestión medioambiental y de los sistemas de control de calidad.

bernardino-director-nestle-sevares-01

Rodrigo Bernardino junto una muestra de las leches que se elaboran en Sevares.

¿Seguirá especializándose la fábrica de Sevares en la producción de alimentos infantiles?

– Como le acabo de decir, la fábrica de Nestlé en Sevares es un centro de referencia a nivel internacional en leches infantiles líquidas y purés de frutas, especializada principalmente en productos infantiles, hechos para favorecer el desarrollo de los más pequeños en sus primeros 1000 días, proporcionando una alimentación infantil correcta y equilibrada.

Pero es verdad que, en los últimos años, además de seguir evolucionando en esa categoría, Nestlé ha decidido apostar también por fabricar otras categorías de productos que encajan perfectamente con nuestro proceso productivo como la Leche Evaporada Ideal, de la gama de lácteos, en 2012, y ahora en 2019, un producto de Nestlé Health Science para personas con alergias a proteínas bajo la marca Vitaflo Prozero y el Nuevo Nesquik All Natural líquido, de la gama de lácteos.

El Vitaflo Prozero se exporta a Inglaterra y Turquía, y el nuevo Nesquik All Natural líquido, de momento, se vende en España y se exporta a otros 6 países, además de ser el primer producto de Nestlé en Europa que incorpora pajitas de papel, lo que pone de manifiesto la decisión firme de la Compañía de cumplir con sus compromisos medioambientales y, concretamente, de trabajar con envases reciclables y sostenibles.

Esa diversificación claramente nos favorece, ya que mejora nuestra competitividad y también aumenta la penetración de la fábrica en otros mercados que no solo el español.

«La inversión de 8 millones realizada en la planta pone de manifiesto la apuesta de la Compañía, a nivel mundial, por nuestro centro en Asturias»

– ¿Con qué datos de producción cerró la fábrica de Nestlé de Sevares en 2019? 

– La fábrica de Nestlé en Sevares cerró el año en línea con las expectativas, con una mejora importante en los indicadores operacionales comparativamente a 2018, por ejemplo, un 30% de mejora de eficiencia en sus líneas de producción, un 31% de reducción del desperdicio, un 3% de reducción del consumo de agua. Además, este año hemos alcanzado el ambicioso compromiso de ser una fábrica con “Cero residuos a vertedero”, consolidando así la tendencia de mejora de los últimos años e impactando positivamente en la competitividad de la fábrica.

Todo esto ha sido posible debido al excelente nivel de conocimiento e involucración del equipo de la fábrica que, año tras año, demuestra una actitud ejemplar no solo por alcanzar sino por superar los retos, cada vez más exigentes, que se nos presentan cada día.

–  ¿Qué objetivos principales se plantea alcanzar en 2020 la fábrica de Sevares y qué retos tiene por delante para los próximos años?

En 2020, además de seguir mejorando nuestros indicadores operacionales, el reto principal es la puesta en marcha, a tiempo y respetando los costes y la calidad, de nuestra nueva línea de bolsitas. Es una actividad importante, que involucra a decenas de personas, y que es clave para la compañía y una excelente oportunidad de atraer más volúmenes para la fábrica.

¿Está garantizada la continuidad de la fábrica de Sevares para las próximas décadas? 

– Los orígenes de la fábrica de Sevares remontan al año 1929 pero fue en 1972 cuando el centro pasa a formar parte del grupo Nestlé.

A lo largo de tantos años, en este centro asturiano se han fabricado productos muy diferentes, desde quesos y mantequilla, hasta mayonesa o crema de almendras, pasando por la leche en polvo, zumos infantiles o el Nescafé Ice.

Actualmente se fabrican, como estoy contando en esta entrevista, purés de frutas, las leches infantiles líquidas, leche evaporada, el nuevo Nesquik All Natural y nuestros nuevos productos como los preparados para las personas con alergia a proteínas.

La fábrica de Nestlé en Sevares siempre ha sido un centro que ha sabido transformarse y adaptarse a la evolución de los tiempos y a las nuevas necesidades del consumidor. La calidad y dedicación de su gente -de todos los empleados que estamos hoy en día o de los que han estado en el pasado- es, sin duda, la clave de su éxito. Seguramente esta es una de sus principales virtudes y la que hace que nos mantengamos aquí, firmes, al pie del río Piloña.

Nestlé apuesta por especializar la fábrica de Sevares en la producción de bolsitas de frutas. ¿Por qué?

– Obedece a la demanda el consumidor. En los últimos años este segmento viene creciendo a doble dígito mientras que los tarritos perdían relevancia año tras año.

– Es un formato ideal para consumo fuera de casa, que es donde se consumen principalmente purés de fruta. Y es el formato más adecuado, entre otros, porque no se rompe, no requiere frío para su conservación y prácticamente no ensucia. Solo se necesita una cuchara o, si el bebé es autónomo, ni siquiera eso.

– Divierte a los pequeños haciendo que sean más participativos durante la comida.

–  Fomenta su autonomía, ya que los niños muestran interés en consumir de la bolsita directamente.

– La ración es más cercana al puré equivalente que se obtendría de una pieza media de fruta. Por tanto, es más adecuada en general para ese consumo de fuera del hogar.

ENTREVISTAMOS A Rodrigo Bernardino, director de la fábrica de Nestlé de Sevares
Comentarios