miércoles 19/1/22

Señor Consejero,

En nombre de la Plataforma de Asociaciones y Vecinos en Defensa del Hospital del Oriente, nos permitimos transmitirle, por la presente, nuestras inquietudes, nuestros presentimientos y dudas, acerca del futuro de nuestro hospital, Francisco Grande Covián.

Nos hubiera complacido poder hablar de viva voz con su Señoría sobre esta tan vital actividad que es la atención sanitaria para con los usuarios del Hospital del Oriente, como para con todos los demás usuarios de los hospitales de Asturias. No ha podido ser… ¿Por qué? No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que le hemos transmitido varias solicitudes para que tuviera la amabilidad de recibir a los responsables de nuestra Plataforma. Pero, sólo hemos obtenido su callada por respuesta. ¡Ah no, perdón! A la cuarta solicitud, su secretaria dirigía a nuestros responsables a una de sus delegadas para que les recibiese en su nombre, proposición que, naturalmente, hemos declinado. Le hacemos saber que, aunque, quizá, no seamos dignos de ser escuchados directamente por su Señoría, en las vicisitudes y turbulencias por las que, actualmente, atraviesa la Sanidad en el Oriente (por no decir en todo el Principado), y por el derecho a la información que nos asiste como ciudadanos y usuarios, siendo, además, los que, en mayoría, sostenemos el sistema sanitario con nuestros propios denarios, (dicho sea con todo el respeto), creemos que entra en sus atribuciones principales recibirnos Ud., y sólo Ud., en su calidad de primera autoridad, elegida para proteger la salud de la ciudanía y desarrollarla a buen ritmo, por el bien de todos, en lugar de abandonarla a no se sabe que caos, donde reine la incompetencia o la mala gestión. Y, sobre todo, después de haber escuchado las últimas declaraciones que ha hecho Ud. en el Pleno Extraordinario del jueves 21 de este mismo mes, en la Junta del Principado. Su auto complacencia, casi asfixiante, sobre la situación maravillosa del sistema sanitario actual, y sus aserciones ex cátedra para justificar lo bien que funciona, nos sorprenden y nos inquietan, porque pretenden afirmar, descaradamente, una realidad perversa que no se corresponde, en nada, a la que verdaderamente estamos viviendo, por lo menos, en nuestro hospital del Oriente.

Le hubiéramos podido decir, en efecto,

Que:

  • Desde su integración en el SESPA, (Marzo 2012), nada ha cambiado en el Hospital de Arriondas. Es más, creemos que la situación actual es, si cabe, peor que nunca, porque el futuro del Hospital es incierto y opaco.
  • A lo largo de los últimos años, tras hacerse efectiva “la Ley de Integración” del Grande Covián en el Servicio Público de Sanidad, se ha venido haciendo un esfuerzo por parte de los facultativos y el resto de los trabajadores para mantener unos altos índices de calidad y de satisfacción por parte de los usuarios.
  • Esta situación, que por sí misma, debería suponer la consolidación de un Centro hospitalario que se ha ganado su sitio en la Sanidad asturiana, y garantizar su futuro, mediante un número consecuente de facultativos, de actuaciones y prestaciones, que potencien su capacidad de hospital público, al igual que en los otros Centros hospitalarios de misma categoría, ha devenido, sin embargo, en un momento de gran incertidumbre y preocupación, tanto para los facultativos, como para nosotros, los usuarios.
  • La escasez de personal, que, desde siempre, ha lastrado la ampliación de prestaciones, empieza a ser, actualmente, insostenible, afectando a áreas básicas cuya cobertura es imprescindible para un desarrollo normal de la actividad asistencial hospitalaria, tales como: Radiología, Pediatría, Oftalmología, Servicio de Anestesia, Urología, etc… Porque el personal, hasta ahora integrado en la plantilla, va desapareciendo, quizá por las malas condiciones labores en las que actúan, o destinado a otros hospitales, como el de Cabueñes. Para colmo, se ha vuelto habitual que estas plazas queden desiertas: ¿mala gestión de las OPE, Señor Consejero…?
  • Por otro lado, los usuarios, prisioneros que somos de un sistema que empieza a tambalearse, pese a sus buenos augurios, Señoría, se nos deriva a Cabueñes, principalmente, con todo lo que semejantes desplazamientos conllevan: más insoportables complicaciones en los viajes por falta de transportes públicos adaptados; más gastos; más pérdida de tiempo (días enteros para casi todos los pacientes); listas de espera más alargadas; y ¿qué decir de la angustia que tiene que soportar la mayoría de las personas de más avanzada edad?
  • En este dudoso contexto, se ha planteado, desde hace ya algún tiempo, la reordenación del mapa sanitario de Asturias, mediante la “fusión” de las Áreas sanitarias existentes. En concreto se hace referencia, en múltiples declaraciones, a la “fusión” del Área V (Cabueñes-Gijón) con el Área VI (Arriondas), construyendo un Área única. Tal medida, que resulta transcendente para el futuro de nuestro Hospital es, a día de hoy, totalmente desconocida en sus detalles por todos: facultativos y usuarios. No ha habido ninguna explicación sobre su planificación, desarrollo, procedimientos, previsiones de implantación etc... Y lo que es más importante, ignoramos si se mantendrán intactas las actuales prestaciones, una vez que entre en vigor; desconocemos cuántos pacientes tendremos que desplazarnos a Cabueñes o al Huca para realizar pruebas, intervenciones quirúrgicas, consultas…

Sr. Consejero, después de todo lo expuesto anteriormente y de todo lo que estamos sufriendo, los usuarios, en nuestras propias carnes, hoy más que nunca, ¿se atrevería Ud. a gritarnos a la cara, como lo ha hecho en el Pleno ya citado, y con la misma fuerza dialéctica, que es: “¡falso, rotundamente falso! que no se está desmantelando ningún hospital…?” Bienvenida sería tan grata noticia, si se ajustara a la realidad. Desgraciadamente, no es la que vivimos actualmente, sino que sigue empeorando. Por consiguiente, tenemos todo el derecho de sospechar que algo se esté tramando, bajo manto, a no ser que Ud., en persona, nos confirme lo contrario, con argumentos más convincentes. Queremos saber la verdad y, sólo, la verdad. Sin trapujos ni artimañas. Se la debe a la ciudadanía.

Así pues, por todo lo aquí expuesto y, una vez más, por el derecho a la información que nos asiste como ciudadanos y usuarios,

EXIGIMOS, Sr. Consejero:

   1º- Que reciba a los responsables de la Plataforma de Asociaciones y Vecinos en    defensa del Hospital del Oriente para una exhaustiva explicación de la situación presente y a venir del Hospital del Oriente.

   2º- Que se mantenga y consolide el Hospital Grande Covián como Centro asistencial en todos sus aspectos, sin merma alguna en cuanto a sus actuales prestaciones, ni en la dotación de la plantilla.

   3º- Que el trato sea igualitario con los demás hospitales del SESPA en la solución de la escasez de facultativos.

   4º- Que tengamos una buena transparencia e información completa en lo referente al proceso de “fusión” con el Área V o con otras Áreas, así como de cualquier acuerdo de colaboración con Asturias o con otras comunidades limítrofes.

Para terminar, Sr. Consejero, creemos que no es necesario asegurarle que utilizaremos todos los medios legales que estén a nuestro alcance, con tesón y lealtad, para obtener y preservar todos los derechos y deberes que el Hospital del Oriente se merece, como cualquier otro hospital de la misma categoría. Está en juego la calidad de la atención sanitaria a más de 50 mil vecinos.

Contando con su amable comprensión, le rogamos, Sr. Consejero, nos perdone por haberle robado unos pocos minutos de su atención.

Atentamente le saluda:

                                 Agustín López Rivas es el portavoz  de Plataforma de Asociaciones y Vecinos en Defensa del Hospital del Oriente,

 

Carta abierta al consejero de Sanidad del Principado de Asturias
Comentarios