viernes 3/12/21
SANIDAD

Casi 100.000 personas se han vacunado en las dos primeras semanas de la campaña antigripal

La Consejería de Sanidad ha adquirido 217.000 dosis de vacuna trivalente para esta campaña.

vacuna-gripe.jpg

En las dos primeras semanas desde que se puso en marcha la campaña antigripal por larte de la Consejería de Salud del Principado de Asturias se han vacunado 95.495 personas, de ellas, 73.328 tienen más de 64 años, lo que supone una cobertura del 29,2% en esa franja de edad, uno de los objetivos clave.

Para esta campaña, la Consejería de Sanidad ha adquirido 217.000 dosis de vacuna trivalente, por un importe de 622.520 euros. Su composición corresponde a las recomendaciones establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para esta temporada en el hemisferio norte y se trata de opción muy segura, ya que apenas produce efectos secundarios. 

¿Quién debe vacunarse?

Sanidad recomienda a los grupos de riesgo que, para conseguir una inmunización eficaz, soliciten la vacunación antes de que se produzca el inicio de la onda expansiva del virus, que suele coincidir con los meses más fríos. La semana 45 ha registrado una tasa de incidencia de 63,36 casos por 100.000 habitantes. La situación se considera de intensidad basal y difusión esporádica.

Como en años anteriores, la campaña se dirige específicamente a dos grupos de personas: las que presentan un mayor riesgo de desarrollar complicaciones derivadas de la infección gripal y aquellas que pueden transmitirla a los anteriores por un contacto habitual con ellos. Estos grupos se desglosan en:

Personas que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe:

– Niños (mayores de seis meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas o pulmonares.

– Niños (mayores de seis meses) y adultos con:

  - enfermedades metabólicas, incluida diabetes mellitus

  - obesidad mórbida (índice de masa corporal ≥40 en adultos, ≥35 en adolescentes ó ≥3 DS en la infancia)

  - insuficiencia renal

  - hemoglobinopatías y anemias

  - asplenia

  - enfermedad hepática crónica

  - enfermedades neuromusculares graves

  - inmunosupresión

  - cáncer

  - implante coclear o en espera del mismo

  - trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras.

– Mujeres embarazadas durante la temporada gripal (noviembre-marzo).

– Residentes en clínicas e instituciones que atiendan enfermos crónicos de cualquier edad.

– Residentes y usuarios de residencias de mayores, viviendas tuteladas y centros de día.

Personas que pueden trasmitir la gripe a otras con un alto riesgo de presentar complicaciones: 

- Trabajadores de los centros sanitarios, tanto de atención primaria como especializada y hospitalaria, públicos y privados. Con especial énfasis en los profesionales que atiendan a pacientes de algunos de los grupos de alto riesgo anteriormente descritos.

- Estudiantes en prácticas en centros sanitarios.

- Personas que, por su ocupación, trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos, especialmente los que tengan contacto continuo con personas vulnerables.

- Personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o mayores.

- Personas que conviven en el hogar, incluidos niños mayores de seis meses, con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo, por su condición clínica especial. 

 

 

 

Casi 100.000 personas se han vacunado en las dos primeras semanas de la campaña antigripal
Comentarios