miércoles 5/8/20

«Cuando vi les patates quedé heláu»

Pedro Amieva en su huertu de Arriondas.
Pedro Amieva en su huertu de Arriondas.

Pedro Amieva volvió a su huerto, en Arriondas, 40 días después

Pedro Amieva se confinó en su casa de Arriondas y desde entonces no había vuelto al huertu que tiene en la salida de la capital de Parres hacia Bode y Fuentes. El sábado pasado, cuando los Ayuntamientos anunciaron que la Delegación del Gobierno permitía a los propietarios ir a los huertos de autoconsumo, se plantó en el suyo, equipado con mascarilla y guantes, «y quedé heláu». La tierra de patatas que hace un mes poblaban unas plantas verdes y frondosas es hoy una plantación yerma, con las plantas secas sin una sola hoja. La maleza se ha apoderado del resto del terreno en el que sólo se salvan los fabones de mayo, que han crecido notablemente.

pedro-amieva-huertu-arriondas-04

Pedro observa una de las tierras de patatas que tiene sembradas y que están «arruinaes».

El octogenario parragués no confía en que la cosecha de patatas vaya a ser de las buenas, pero él se ha empeñado en que su huertu recupere el estado que tenía hace un mes. Si la meteorología no lo impide, «volveré a pone-y cara a esto en unos días» aseguraba mientras preparaba los aperos.

pedro-amieva-huertu-arriondas-02

La finca contigua la pace una oveja, que añoraba la visita del parragués.

pedro-amieva-huertu-arriondas-05

Pedro tendrá que armarse de guadaña y de paciencia.

«Cuando vi les patates quedé heláu»
Comentarios