martes. 28.06.2022
Concepción Saavedra, directora gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA)

«El Hospital del Oriente tiene las menores listas de espera de Asturias»

 

concepcion-saavedra
Concepción Saavedra.

La atención urgente es el medio en el que Concepción Saavedra, especialista en medicina familiar y comunitaria tras licenciarse en Medicina y Cirugía por la Universidad de Oviedo, se mueve como pez en el agua. Ese punto de “acción” está presente siempre: en sus primeros pasos en las Urgencias del Hospital Valle del Nalón, de las que fue jefa, a la gerencia del Servicio de Salud con pandemia mediante. Entremedias la doctora Saavedra, Conchita para los próximos, ha presidido el Comité de Ética del área de Langreo y ha sido vocal de la Comisión Asesora de Bioética del Principado, órganos que perfilan su sensibilidad más allá del diagnóstico. Y ese empuje le da visión de futuro, tanto que impulsó la Ley de Salud, la Estrategia de Atención Primaria durante su mandato al frente de la dirección general de Planificación Sanitaria y proyectos que han permitido por ejemplo que podamos pedir cita a través de dispositivos móviles. Conchita Saavedra es la persona que tiene la visión más cenital de la atención a nuestra salud.

– ¿Cómo valora la situación del área sanitaria del Oriente?

– En esta área hay una red amplia de centros y consultorios de salud y un hospital comarcal con los servicios básicos de las especialidades más frecuentes. No obstante, tenemos que familiarizarnos con el hecho de que todo el sistema sanitario público asturiano trabaja en red, y está al servicio de la ciudadanía que vive en el Oriente u en otra zona del Principado.

Esta área VI es más rural, con mucha población mayor, como en toda Asturias… con los problemas crónicos que ello conlleva y por lo tanto con una mayor demanda de atención sociosanitaria. Además tiene la particularidad de que es una zona que incrementa de forma notable su población en épocas vacacionales por el atractivo turístico de estos concejos. Y esas personas que nos visitan también reciben la mejor atención por parte de nuestros profesionales. Pese a estos condicionantes, esta área sanitaria, el Hospital del Oriente, tiene por ejemplo las menores listas de espera de Asturias.

Infiesto tendrá la primera unidad de rehabilitación de Atención Primaria para pacientes post ictus de la región

–  ¿Qué cifras maneja el Sespa?

– Para empezar no hay pacientes quirúrgicos por encima de 180 días, la demora media de consultas es de 36,37 días cuando la media regional es de 69,16 días y si hablamos de pruebas de diagnóstico… la demora por ejemplo para una ecografía es de 26 días. Aquí tengo que destacar el Servicio de Radiología, por ejemplo, es de los que tiene mejores resultados de toda Asturias. Por todo ello felicito a todos los trabajadores del área sanitaria por el esfuerzo y el compromiso que tienen para resolver las necesidades de los ciudadanos y de las ciudadanas del Oriente.

– La principal referencia sanitaria es el Hospital Grande Covián que precisamente cumple un cuarto de siglo ¿Cuál es su situación actual?

Reitero la felicitación a los profesionales por este aniversario que hago extensible a la ciudadanía, con el deseo de que se cumplan más.

Me gustaría destacar la importancia de que exista este hospital, que trabaja en la línea de mejora continua y de cercanía a la población. No debemos olvidar que algunos no lo creían necesario y mucho menos querían que existiera como ocurrió con el nuevo HUCA. Si desde hace 25 años, el Oriente tiene hospital es por el compromiso de los gobiernos socialistas en defensa de un modelo de hospitales comarcales dentro de un sistema sanitario público. Estos hospitales son una apuesta por la proximidad y accesibilidad de los servicios sanitarios a la ciudadanía. Y es la seña de identidad de las políticas sanitarias del Gobierno en Asturias.

Además hay que tener presente que el hospital es una fuente de empleo y de dinamización de la comarca, que sirve de atracción y de fijación de población. El Hospital Francisco Grande Covián no sólo garantiza la prestación de servicios de salud sino que constituye una parte esencial de la identidad económica y social del Oriente de Asturias.

Vamos a poner en marcha la nueva ambulancia para esta zona del Oriente

– Le preguntaba por la situación actual del hospital ¿cree que la cartera de servicios es suficiente?

La prestación de servicios se corresponde con los que ofrece cualquier hospital comarcal. Sólo hay que recordar que hace 25 años los vecinos para hacer una prueba o consulta tenían que ir a Oviedo. Ahora tienen esa cartera de servicios para las patologías más prevalentes que evita esos desplazamientos. La situación en el hospital es óptima porque se han estabilizado la mayor parte de los servicios, aunque pueden surgir incidencias como en cualquier otra área sanitaria pero que no afectan a la atención ya que, como decía antes, el trabajo en red nos permite mediante movilidades de profesionales atender las demandas de la ciudadanía. Pero además se tienen en cuenta las zonas de residencia para facilitar a estos vecinos el acceso a servicios de referencia de Oviedo y de Gijón, e incluso para los municipios más orientales se ha hecho un convenio con Cantabria por la cercanía de sus centros sanitarios.

– ¿Qué planes tiene Salud para el futuro de este área?

– En Salud siempre trabajamos en mejorar lo que ya tenemos. En primer lugar, sigue firme el compromiso con el área sanitaria, que no es algo baladí ya que en otras comunidades se cierran dispositivos mientras que aquí los mantenemos y pensamos abrir nuevos servicios. Le ejemplifico. Precisamente esta semana se ha reabierto tras una reforma integral el consultorio periférico de Santillán, en Amieva, que da servicio a unos 600 vecinos… Vamos a poner en marcha la nueva ambulancia para esta zona y vamos a abrir una unidad de rehabilitación de Atención Primaria para pacientes post ictus en Infiesto que, por cierto, es pionera en Asturias. Nuestro objetivo es seguir creciendo y acercando los servicios a la ciudadanía.

– Si hablamos de cercanía, hablamos de Atención Primaria. Los ciudadanos se quejan de la falta de profesionales: pediatras, médicos de familia... ¿Por qué se ha llegado a esta situación? ¿Por qué no se ha resuelto antes?

– No es un problema sólo de esta área sanitaria, ni siquiera de Asturias. El déficit de profesionales es común en toda España e incluso en Europa. Y el origen es una mala decisión política del gobierno Mariano Rajoy, que en su momento, limitó la formación de estos profesionales. Desde mi punto de vista fue un error retirar la docencia de la especialidad de medicina familiar y comunitaria en las zonas rurales como es el caso de Arriondas. Revertir esta destrucción de plazas conlleva años. Nosotros recuperamos el número de médicos en formación e incluso ampliamos las plazas desde 2018. Pero como digo se precisan 5 años para formar a un especialista, por lo que esperamos que esta situación mejore a partir de 2024.

– Y con eso ¿está todo resuelto?

– No, no sólo con eso. Ese déficit de profesionales nos ha llevado a tener que reorganizar los servicios para optimizar los recursos. Estamos realizando ofertas de empleo público donde ofertamos plazas en las zonas rurales y además cada seis meses convocamos un concurso de traslados. Por otra parte, en estos momentos estamos inmersos en una campaña de captación de profesionales, en la que entre otras cosas se valora la calidad de vida que existe en Asturias y en particular en esta zona.

– Hay voces que reclaman más inversión para la Atención Primaria.

– Después de País Vasco, con régimen foral, Asturias es la comunidad con mayor gasto por habitante en sanidad: 1.932,83 euros. Este año aumentamos un 12,5% el gasto en Atención Primaria y el 25% del presupuesto de personal está dedicado a los profesionales de los centros de salud. Estos datos me parecen suficientemente elocuentes de nuestro compromiso con la Atención Primaria y con el bienestar de los asturianos y asturianas.

– La pandemia afectó a la forma de relacionarse en los centros de salud… ¿Cómo está ahora esa atención?

– Ya está totalmente recuperada. Todos nuestros dispositivos están abiertos. Por tanto la accesibilidad y la presencialidad están garantizadas. Una consecuencia positiva que nos deja la pandemia es el uso de la tecnología para facilitar la comunicación entre profesionales y pacientes, que no implica la pérdida de la relación directa médico-paciente, sino que amplía las posibilidades de interacción, por ejemplo con las videollamadas, las consultas colaborativas entre profesionales… o el portal del paciente que lo tendremos listo a final de este año. Todo ayuda a mejorar la atención sanitaria.

– La covid y ahora… la viruela del mono ¿Tenemos que preocuparnos?

– Las ciudadanas y los ciudadanos deben estar tranquilos. La crisis sanitaria de la covid ha puesto a prueba nuestro sistema público de salud, y lo que ha quedado patente es que es robusto, que tiene calidad y capacidad de adaptación para dar respuesta a situaciones tan excepcionales como una pandemia. El Servicio de Salud cuenta con profesionales altamente cualificados y comprometidos con la salud y los cuidados a los usuarios. Sin ellos, sin los profesionales y sin la respuesta responsable y solidaria de la sociedad asturiana no hubiéramos logrado los resultados que hemos conseguido. Ha sido una labor de equipo en la que todas las personas hemos cuidado de todas. Por lo tanto, debemos seguir confiando en los profesionales del Sespa y de Salud Pública como lo hemos hecho hasta ahora.

«El Hospital del Oriente tiene las menores listas de espera de Asturias»
Comentarios