jueves 21/10/21
JAVIER PERUYERA

La bandera del águila

Sobre la celebración del "alzamiento"

bandera-pollo.jpg

El pasado fin de semana hubo mucho revuelo en Cangas de Onís –o mejor dicho entre los cangueses de las redes sociales– por la bandera preconstitucional que estuvo colgada en un balcón junto al Puente Romano. A mí, que algún rancio nostálgico festeje el alzamiento –18 de julio– colgando la bandera que lleva estampado el “pollu”, no me quita el sueño, ni me voy rasgar las vestiduras. Afortunadamente vivimos otra época, la de la tolerancia y la democracia, donde, aún tratándose de una enseña ilegal –la franquista– se puede colgar del balcón sin que, como poco, se planten en tu casa las “autoridades” y te den una somanta de palos, cosa que sí ocurría cuando en este país regían los valores franquistas y a alguien se le ocurría lucir una bandera republicana o decir algo que no convenía. Ahí radica la diferencia entre vivir bajo el yugo y las flechas o vivir en libertad.

Javier Peruyera.Director

La bandera del águila
Comentarios