miércoles. 28.09.2022

Llanes reconoce a tres mujeres por sus valores personales y profesionales

premio-mujer-concejo-llanes
Emilia Pantiga, Manuela Batalla y Elvira Romano.

Premio Mujer Concejo Llanes

Adela Manuela Batalla Díaz, Emilia Pantiga Fanjul y Elvira Romano Caballero son las elegidas para recibir este año el Premio Mujer Concejo de Llanes. Será en un acto con plazas limitadas que se celebrará en el Ayuntamiento de Llanes el próximo 4 de marzo a la una de la tarde. La cita servirá también para que hacer una Mención Especial “a las gentes del municipio que mantienen vivas nuestras tradiciones a través de su artesanía plasmada en los trajes regionales llaniscos”.

Adela Manuela Batalla Díaz, “Chiqui la de Camerá”, recibe su premio en la categoría de especial consideración a la trayectoria personal y emprendedora. Tiene 92 años y su madre, Esperanza Díaz Haces, tuvo otros 24 hijos. Adela trabajó la mayor parte de su vida en las fábricas de anchoa locales, aunque había salido de su casa, a servir, con 14 años. De su matrimonio con Miguel Pérez Cosío nacieron nueve hijos –dos ya fallecidos- que ambos criaron a base de esfuerzo y mucho trabajo. Fueron tiempos duros, pero nunca perdió su humor, su tesón, ni sus ganas de diversión en el Carnaval. De hecho, siguió disfrazándose con sus hijos cuando, en la posguerra, la fiesta estaba prohibida. El ingenio, y la necesidad, la empujaron a abrir en 1974 un kiosco de prensa en la plaza de Las Barqueras.

Emilia Pantiga Fanjul será galardonada por su trayectoria humana y social en el concejo. Quedó viuda a los 45 años y sacó adelante, sola, a sus dos hijos. En aquel tiempo su valía no tenía nombre, hoy estaría calificada como mujer emprendedora. Con una máquina de tricotar tejía prendas para luego venderlas, compaginó la tarea con el hogar y la crianza. Sacó adelante a sus hijos y de aquellos años conserva las ganas de seguir aportando su bien hacer a la sociedad. Ahora aporta su tiempo libre y su trabajo a la comunidad vecinal participando muy activamente en La Asociación de Pensionistas y Jubilados La Dársena desde 2008, primero como vocal y luego como presidenta hasta el 2021. Durante ese tiempo desarrolló de manera impecable actividades de tipo social, cultural, recreativas y de ocio. De 2008 a 2017 forma también fue parte de la Coral de Llanes..

María Elvira Romano Caballero ha sido reconocida por su trayectoria profesional en el ámbito educativo, que desarrolló durante décadas en el concejo. Nació Venezuela, igual que su hermana Carolina, porque sus padres, Luis Romano, de Porrúa, y María Teresa Caballero, de Ardisana, habían emigrado allí. En el año 1966, bajo la tutela de sus abuelas y sus tías, las hermanas Elvira y Carolina viajaron a España. Y ya no se fueron.

Elvira Romano
Elvira Romano

Estudiaron en el colegio Divina Pastora, adaptándose a la situación social y política del Llanes de entonces, muy distinta de la Venezuela de su niñez donde disfrutaron de una libertad y un progreso que aún no existían en España. El 1969 pudieron reencontrase con sus padres, que decidieron volver para instalarse en Poo. Compaginaron su trabajo en la ganadería con la actividad de un merendero. A ambas labores ayudaba Elvira cada día. Y así fue como ella comenzó a empatizar con todos aquellos con quien tenía contacto, independientemente de su clase social y origen. Estudió en Gijón y opositó en Madrid al cuerpo nacional de Maestros de Taller de Escuelas de Maestría Industrial. Su primer destino fue el Centro Nacional de Formación Profesional de primero y segundo grado de Llanes, más conocido como Maestría, en el que trabajó ocupando distintos cargos y desarrollando infinidad de iniciativas durante 38 años, hasta jubilarse. Siempre alegre y siempre empática. Nunca se ha rendido pese a las dificultades y su apoyo sirvió para que muchos alumnos sacaran sus estudios adelante. Hoy, jubilada, sigue con su labor de asesoramiento y acompañamiento a la juventud del concejo de Llanes.

Llanes reconoce a tres mujeres por sus valores personales y profesionales
Comentarios