miércoles. 10.08.2022

El Carmen, Arriondas

La antigua iglesia parroquial de San Martín de Cuadroveña (concejo de Parres) estuvo junto al cementerio parroquial durante siglos, y ya es citado su patrono y titular en el Libro Becerro de la Catedral de Oviedo hace 635 años.

Esta iglesia fue sede de la parroquia hasta que se construyó la actual en Arriondas en el año 1906, cuando apenas contaba con mil feligreses.

La antigua iglesia fue destruida durante la Guerra Civil en el verano de 1937, al haber sido alcanzada por varios cañonazos procedentes de las fuerzas armadas nacionales cuya intención era acabar con las baterías del ejército republicano que se encontraban en ese lugar, según dejó escrito el párroco de aquellos días don Rafael Álvarez García.

Casi dos décadas tuvieron que pasar para que -en mayo de 1956- comenzasen las obras de reedificación del actual templo, pero en este caso ya dedicado a Ntra. Sra. del Carmen.

La capilla se inauguró y abrió al culto el 16 de julio de 1959. El gasto de reconstrucción total desde los cimientos fue de 599.474 pts.

Quien promovió y llevó a cabo las obras fue don Manuel Riera Prida, párroco de Arriondas entre 1954 y 1980, creando para ello una junta parroquial, a la que se sumaron los parragueses con sus donativos, bien directamente o mediante rifas, obras de teatro, tómbolas, etc.

La capilla levanta sus muros en mampostería vista y la nave cubre con bóveda de cañón. En los laterales de su cabecera incorpora una sacristía en el lado sur, y una pequeña capilla en el lado norte utilizada a modo de osario con pequeños nichos reservados para sacerdotes que estuvieron relacionados con la parroquia.

La mayor parte de su muro testero se cubre con mármol rosáceo, mientras el zócalo del mismo se reviste con mármol negro veteado. En este mismo muro se reservan dos repisas, una para la imagen de su titular Ntra. Sra. del Carmen, y otra para la de san José, junto con un Cristo Crucificado en el centro.

La capilla se utiliza -fundamentalmente- para la novena y fiesta de Ntra. Sra. del Carmen cada mes de julio.

En el centro del imafronte o fachada aparece labrado en piedra el escudo del Carmelo, y -en su parte alta central- se encuentra la espadaña de sillares de dos ojos, cubierta a dos aguas

En el proyecto inicial estaba previsto colocar dos campanas en la citada espadaña, pero nunca se llevó a cabo esta intención.

Ha sido un empeño del cronista que escribe estas líneas acabar con esta situación y cerrar así el proyecto inconcluso de esta capilla, donando ambas campanas, así como los gastos que ha supuesto su instalación, cuadros y cajas de mando de programas automáticos, etc.

En la afamada empresa de campaneros de los Hermanos Gajano (Cantabria) se llevó a cabo la fundición en bronce de ambas campanas, una de 125 kg. y otra de 85 kg.

Lleva la primera el nombre del donante y está dedicada a san Martín de Tours, patrono de la parroquia que tuvo aquí su iglesia durante siglos, como comenté más arriba.

La segunda campana es en honor de Ntra. Sra. del Carmen y recuerda en su grabación en bronce la memoria de los padres del donante: Enriqueta Martínez Priede y José María Rozada Blanco.

Ambas campanas serán bendecidas en un solemne rito litúrgico al mediodía del próximo sábado, día 16 de julio, antes de la procesión y misa en honor de la Virgen del Carmen, en el día de su fiesta.

Así han pasado hasta hoy 85 años desde que en este lugar de San Martín dejaron de oírse las campanas, y 63 años desde que el nuevo templo fue inaugurado.

Desde ahora volverán a sonar diariamente estas dos lenguas de bronce, una tradición por fin recuperada para la vida de la parroquia y -cada vez que las oigamos- nos servirán también como memoria de los miles de difuntos que nos precedieron y descansan en el camposanto situado al pie de las mismas.

Las nuevas campanas del Carmen en Arriondas acaban con 85 años de silencio
Comentarios