viernes. 03.02.2023

La firma del acta de replanteo de la ampliación del IES Rey Pelayo, certificada por el Gobierno de Asturias y la empresa adjudicataria, da luz verde al inicio de las obras de rehabilitación parcial y nueva edificación del centro educativo de Cangas de Onís, lo anunció esta mañana la consejera de Educación del Principado de Asturias, Lydia Espina, en un acto que tuvo lugar en las instalaciones del centro educativo cangués, al que asistieron, el presidente del Principado, Adrián Barbón; el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel G. Castro; la consejera de Culutura –canguesa–, Berta Piñán; la directora del centro, Ana María Sánchez y su equipo directivo, y representantes de la asociación de madres y padres (AMPA).

El proyecto fue adjudicado por 6,6 millones solo cuatro meses después de iniciarse el proceso de contratación, tras la quiebra de la empresa que había resultado adjudicataria en la primera licitación.

Educación cumple con los plazos que se había fijado para reactivar el proyecto después de que la primera empresa adjudicataria entrase en liquidación el pasado mes de febrero. Esto obligó a realizar un esfuerzo añadido para acelerar el proceso y adjudicar la obra antes de final de año. Así, la consejería inició en mayo la contratación de la revisión y la actualización del proyecto para el centro. Esta supervisión supuso un aumento del presupuesto de licitación y una ampliación del plazo de ejecución, de 16 a 20 meses.

El nuevo edificio se inaugurará para el curso 2024-2025

La empressa adjudicataria de las obras es la unión temporal de empresas (UTE) formada por Obras Generales del Norte S.A. (Ogensa) y Taller de Urbanismo e Ingeniería S.L., por 6.602.492 euros. La compañía encargada tiene el visto bueno para iniciar las obras tan solo cinco meses después de abrirse el expediente de contratación.

En los pisos primero y segundo del edificio de ampliación se repartirán un total de 14 aulas, tres laboratorios (Ciencias, Química y Física), 8 aseos y espacios de trabajo y de servicios.

barbon-ies-rey-pelayo-01
Autoridades delante del solar donde se levantará el nuevo edificio.

Un centro sostenible

El IES Rey Pelayo consta actualmente de cuatro edificaciones unidas entre sí: el edificio de talleres FP (norte), el edificio principal (oeste), el edificio Vázquez de Mella (sur) y el edificio de unión con el principal (suroeste). A ellos se sumará ahora la ampliación, al sur. Las obras incluirán reformas parciales dentro del conjunto histórico y la construcción del nuevo edificio.

En cuanto a las reformas parciales, irán destinadas fundamentalmente a la reordenación de espacios en los diferentes edificios y a la mejora de las conexiones entre ellos, para hacerlas accesibles. Además, se dotará de un ascensor exterior al edificio de talleres y de una escalera de incendios al edificio principal. La intervención también contempla un muelle para autobuses y un arbolado en los accesos al centro.

El nuevo edificio destinará la planta baja a los espacios administrativos (conserjería, secretaría), el de la asociación de madres y padres y los despachos del equipo directivo (dirección y jefaturas de estudio). Además, dispondrá de una sala de profesores y otra de visitas, cuatro vestuarios, dos almacenes, dos aseos y área para archivo. El bajo albergará también un gimnasio de 160 metros cuadrados.

En los pisos primero y segundo del edificio de ampliación se repartirán un total de 14 aulas, tres laboratorios (Ciencias, Química y Física), 8 aseos y espacios de trabajo y de servicios.

Al igual que los proyectos de La Fresneda (Siero) -ya inaugurado-, La Florida y La Corredoria (Oviedo/Uviéu) -el primero en construcción y el segundo, a punto de iniciar las obras- o Nuevo Roces (Gijón/Xixón), el del IES Rey Pelayo mantiene la filosofía del aprovechamiento de los nuevos espacios tanto para nuevas metodologías como para diseño, prestaciones y sostenibilidad.

barbon-ies-rey-pelayo-02
Lydia Espina, Adrián Barbón y José Manuel G. Castro.

La intervención en el centro educativo busca la integración con el entorno con materiales de piedra, madera y acristalamientos. El diseño ha sido certificado por el Consejo para la Edificación Sostenible en España (GBCE) con el sello de 4 hojas verdes, lo que supone que tanto los materiales como las instalaciones son los adecuados para ahorrar energía, reducir las emisiones y proteger el medio ambiente.

El proyecto plantea la obtención de un nuevo conjunto edificado que responda a los requerimientos educativos y en el que el conjunto de las cinco piezas funcione unido, con los mismos criterios de funcionalidad, seguridad y accesibilidad. Así, el diseño, dividido en tres bloques, logra una imagen unitaria del edificio, con un volumen escalonado que se adapta al terreno y genera el mínimo impacto urbano. Los exteriores se proyectan también como espacios educativos al aire libre, lo que posibilita una gestión dinámica del recreo y de las clases o actos, con áreas verdes y especies de arbolado autóctonas.

De forma paralela al proyecto de ampliación, Educación ha impulsado una serie de actuaciones para aumentar la confortabilidad del actual edificio del instituto hasta que se ejecute la ampliación: la climatización de las aulas modulares, la adecuación de los patios y la mejora de espacios recuperados para la docencia, así como la instalación de una zona exterior cubierta provisional y de taquillas para el alumnado de Secundaria.

El nuevo Instituto Rey Pelayo de Cangas de Onís se estrenará para el curso 2024-2025
Comentarios