viernes 27/5/22

Esta mañana me decía Fernando Aranguez, que lu asaltaban los recuerdos de la escuela: de Pachu dibujando con tinu, de aquelles figures en plastilina de los personajes de la Guerra de las Galaxias que había hechu, porque tenía dotes artístiques…. Yo lu recordaré siempre riendo a carcajaes, con aquella estruendosa risa que tenía.

Pachu era un tipo entrañable, jovial, buena gente, siempre positivu, cultu como pocos, pero sobre tou, vital. Hoy a Pachu en Cangues lu recuerdan un montón de generaciones. Los coetáneos, los casi coetáneos, sus compañeros de trabaju, la gente de los pueblos del conceju y los ganaderos, a los que tantu ayudó en el Ayuntamientu, …. Pachu se volcaba en lo que hacía, porque quería que tou saliese a la perfección.

Me acuerdo de aquelles noches del veranu cangués, que ya no volverán, cuando se cerraba la calle de La Pedrera a diariu, aquel ambiente tan guapu que les nueves generaciones ya no conocerán. Aquellos ochenta y noventa que tantu disfrutamos…. Y que finu era Pachu pa ligar, y que labia tenía…. Un abrazo amigu.

Francisco José González Remis, Pachu, murió el viernes 13 de mayo, a los 52 años de edad, después de una larga y dura lucha por seguir viviendo, porque nunca perdió la esperanza de que llegase la cura pa esa jodida enfermedad de la que no hay saga familiar que se libre.

pachu-01
Pachu, en el centro, con Jorge Juan Fernández Sangrador (i.) y Antonio de Luis Solar, en Covadonga durante la última visita de Los Reyes de España al Santuario.

Pena enorme por Pachu, una persona vital
Comentarios