jueves 09.04.2020

Patricia Miriam Martínez recogerá el 3 de marzo el premio “Axuntábense” en Oviedo

Patricia Miriam Martínez.
Patricia Miriam Martínez.

Entrevista con Patricia Miriam Martínez

 

Patricia Miriam Martínez (San Martín del Rey Aurelio, 1970) lleva años al frente de la Escuela de Música “El Ablanu” de Infiesto, la Coral Polifónica Piloñesa, la Banda de Música Asociación Piloñesa Musical de la Fuente, el Ochote Langreano y El Orfeón Principado “Antolín de la Fuente”, entre otras agrupaciones.  Su labor de dirección ha sido reconocida con el premio “Axuntábense” que anualmente concede la Federación de Coros de Asturias (FECORA). La entrega del galardón tendrá lugar el 3 de marzo, a las 19 horas, en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo.

- Va a recibir la máxima distinción que otorga la Federación de Coros de Asturias. ¿Qué le queda por ganar?

- Para quienes nos dedicamos a la música el mayor premio es tener el aprecio y el cariño del público y siento que hace tiempo que me lo he ganado.

- ¿Cuándo comenzó su idilio con la música?

- Con siete años me enteré de que en el Colegio Beata Imelda de La Felguera daban lecciones de piano y me apunté, pese a que en casa nadie se dedicaba a la música. Iba a clase todos los días de ocho a nueve de la mañana, antes de iniciar la jornada lectiva ordinaria con el resto de compañeros. Luego di el paso al conservatorio y estuve primero en el del Nalón y después en el de Oviedo. Aunque sé tocar el violín, la viola, el saxo o el oboe para mí el instrumento más completo sigue siendo el piano.

«La Escuela de Música necesita renovar instrumentos pero somos conscientes de que los recursos económicos municipales son limitados y dan para lo que dan»

- ¿Cómo acaba una vecina de San Martín del Rey Aurelio dirigiendo varios coros y una banda de música de Piloña?

- Llegué de casualidad, hace ya más de veinticinco años, cuando un compañero de dirección, César Álvarez, me pidió que le sustituyera temporalmente al frente de la Coral Polifónica Piloñesa. Faltaban pocos días para que el concierto de las fiestas de Santa Teresa cuando él se tuvo que marchar fuera de Asturias a hacer unas pruebas, así que me hice cargo de los ensayos. Después de Navidad y viendo que su estancia en el exterior se alargaba, los componentes me ofrecieron seguir y acepté. Al principio yo no tenía carné y venir a Infiesto era una odisea: tenía que coger primero un bus a Oviedo y para volver a casa echar mano de familiares porque no había línea. Mereció la pena porque siempre me sentí muy querida en Piloña.

- ¿Cómo surgen los coros infantil y juvenil de Piloña?

- Empezamos primero con el coro infantil sobre el año 2000. Surgió fruto del convencimiento de que si los neños tienen contacto con la música desde pequeñinos, luego de mayores es difícil que se desentiendan: siempre queda un poso. Que haya cantera es importante para tener relevo el día de mañana en la Coral Polifónica Piloñesa y que esta perdure.

patricia-miriam-martinez-01

Patricia Miriam Martínez en Infiesto.

- Preside la Cofradía del Vía Crucis Viviente de Infiesto. ¿Habrá sorpresa en las representaciones de Semana Santa este año?

- Sí, empezando por la exposición fotográfica del Vía Crucis Viviente, que se inaugura el 13 de marzo y permanecerá un mes entero en la Casa de Cultura de Infiesto, en vez de los 15 días que venían siendo habituales. Además de fotografías firmadas por Inés Corral y José María Aladro la muestra contará con una réplica a escala del templo del Sanedrín y reproducciones de las treinta monedas de Judas o de las lámparas de arcilla de época, entre otras cosas. En esta séptima edición nos centramos en mejorar los escenarios, los diálogos y la visibilidad del público. Ni que decir tiene que todo el mundo que quiera participar aún está a tiempo de sumarse a los ensayos.

- Del 27 al 29 de marzo organiza con la banda de música el II Encuentro de Músicos de Banda en Infiesto. ¿Qué novedades ofrece esta edición?

- Vienen tres directores muy importantes: David Rivas, de Zamora; Alfredo Barquín, de Cantabria y Daniel Santos, de Avilés. La idea es montar un programa de marchas procesionales ya que en el norte de España no se vive ni se cultiva tanto este género tan rico. Para poner el colofón habrá dos conciertos abiertos al público el domingo 29: uno en el santuario de la Cueva y otro en la basílica de Covadonga.

- También dirige desde hace años la Escuela de Música “El Ablanu” de Infiesto. ¿Qué necesidades tienen los alumnos?

- Tenemos inscritos 147 alumnos de diferentes edades aunque muchos participan en más de una actividad. La Escuela necesita renovar instrumentos pero somos conscientes de que los recursos económicos municipales son limitados y dan para lo que dan. 

- El II concurso de charangas y chirigotas de “El Ablanu” previsto para este mes pasará a celebrarse en verano. ¿A qué se debe el cambio de fechas?

-  El año pasado fue un éxito pero hizo mucho frío. A propuesta de los comerciantes de Infiesto se vio la conveniencia de aplazarlo para el fin de semana anterior a la fiesta de Piraguas (1 de agosto), cuando la meteorología será más benevolente. De paso se recupera la llegada del Americanu, lo que servirá para engrandecer la fiesta.

- La Escuela de Música de Infiesto también trabaja en la revitalización de la fiesta de San Antoniu. ¿Puede adelantarnos algo del programa?

- De momento, no. Solo puedo decir que al caer en fin de semana este año se cuidará más si cabe la programación. Va a sorprender el pregonero.

Patricia Miriam Martínez recogerá el 3 de marzo el premio “Axuntábense” en Oviedo
Comentarios