domingo 29.03.2020

La piscifactoría de Infiesto recupera su actividad

El Esmerillón ya gestiona la piscifactoría de Infiesto.
El Esmerillón ya gestiona la piscifactoría de Infiesto.

Esmerillón en la piscifactoría de Infiesto

La Sociedad El Esmerillón acaba de trasladar los primeros dos mil alevines de trucha y reo a la piscifactoría de Infiesto. Las instalaciones, propiedad del Principado, fueron cedidas temporalmente al colectivo en abril de 2019.

La puesta en marcha de la actividad se retrasó por la necesidad de acometer reformas en la piscifactoría, que llevaba años en desuso por falta de rendimiento. Lo más complicado para echarla a andar, según indicó el presidente de El Esmerillón, Antón Caldevilla, fue acondicionar el quitahojas y la compuerta de entrada del canal de agua que surte las diez balsas de repoblación existentes.

esmerillon-piscifatoria-infiesto-01

Antón Caldevilla e Ismael Gómez, de El Esmerillón, con los primeros alevines de trucha y reos llegados a la piscifactoría de Infiesto.

Faltan aún por cerrar flecos como surtir de agua corriente el laboratorio de la piscifactoría, levantar un cierre perimetral de seguridad en torno a las balsas e instalar el alumbrado exterior, una tarea para la que reclaman apoyo por parte de las administraciones públicas asturianas. “Contábamos con que el Ayuntamiento de Piloña y el Gobierno Regional nos echaran una mano pero de momento no hubo más que buenas palabras. Nosotros llevamos ya invertidas muchas horas de trabajo y unos miles de euros para ponerla en marcha”, subrayó Caldevilla.

Los primeros alevines llegados a la piscifactoría de Infiesto proceden de las instalaciones de menores dimensiones que El Esmerillón tiene en Romiyu (Parres) donde habitan las truchas adultas reproductoras. En cuanto crezcan, se soltarán en ríos del oriente asturiano como el Sella para contribuir a la repoblación. Si no surgen contratiempos, las instalaciones podrían albergar más de 600.000 ejemplares en tres años.

Miembros de la Sociedad de Pescadores tienen previsto trasladarse en los próximos días a Cantabria para recibir formación sobre la repoblación de salmones. Su intención es poner en marcha, a medio plazo, un proyecto de cría de la especie similar en la comarca, bajo el auspicio del Principado. 

La piscifactoría de Infiesto recupera su actividad
Comentarios