viernes 3/12/21

El proyecto de rehabilitación de la nave de La Benéfica ya está en marcha, pero en esta ocasión, se empieza la casa por el tejado.

Rodrigo Cuevas, Nacho Somovilla y Sergi Martí, fundadores de la Asociación Cultural La Benéfica han iniciado una campaña de crowdfunding para reparar el tejado del edificio de la antigua fábrica de dulces.

La reparación de la cubierta rondará los 100.000 euros.

Hace seis meses, la Asociación compró el inmueble con la intención de reconvertirlo en un centro cultural “de referencia que aúne vanguardia y tradición”, en palabras de la propia corporación. Ahora, la Asociación lanza una campaña de crowdfunding para cofinanciar la reparación del tejado del edificio, que cuenta con muchas goteras y desperfectos.

“La parte más complicada de la reforma del edificio es el tejado. Hay que cambiarlo y es mucha inversión. Por eso apostamos por realizar un crowdfunding para recaudar dinero”, explica el músico. Aunque la campaña contempla 94.185 euros de recaudación mínima, la reparación de la cubierta es de aproximadamente 100.000 euros.

El edificio se construyó en 1926 como teatro, pero duro el corto periodo de 20 años. En 1946, se disolvió la Asociación de la Benéfica y del Socorro Mutuo de Piloña, los gestores del centro, por lo que el edificio dejó de funcionar como tal

Por el momento, el crowdfunding parece tener éxito. La recaudación se activó la mañana del jueves, día 28 de octubre, y a las 23:30 de la jornada, es decir, en apenas 13 horas ya se habían recaudado 4.935 euros, cifra que sigue creciendo por momentos. El crowdfunding estará activo hasta principios de diciembre.

Esta  campaña viene acompañada de un vídeo promocional, protagonizado por vecinos del concejo, que pretende animar a donar. El vídeo, en tono de humor, se desarrolla en Infiesto, en una hipotética realidad donde el teatro ya está abierto y en activo, con una serie de “testimonios inéditos” en el que los usuarios del teatro aseguran asistir a talleres de ganchillo, playbacks, y obras de teatro.

El crowdfundig se lleva a cabo a través de la plataforma Goteo. Los interesados en participar en la campaña de crowdfunding  podrán donar la cantidad que deseen entrando en el siguiente enlace: https://ast.goteo.org/project/la-benefica

Donar tiene recompensas. El proyecto contempla que si se dona 10€, “amadrines una teya”; si la cantidad son 25€, “el to’ nome na’ nuesa sección especial d'agradecimientos”; por 40€ “convidámoste a la Folixa d'Inauguración de La Benéfica”; por 60 euros, se tiene acceso a un taller de música y folklore para los más pequeños, además de la invitación a la inauguración; aportando 75€ el donante  gana un  tarro del cacao Asturcilla, más la asistencia a la inauguración.

Los que donen cifras de tres dígitos pueden ganar una gira degustación en el llagar de sidra Viuda de Angelón y una caja de sidras de regalo, o una degustación en la fábrica de cerveza Ordum, en Borines, entre otros beneficios.

benefica-rodrigo-cuevas-01

De teatro a fábrica, y de nuevo, centro cultural

El autodenominado “agitador folclórico” reconocer que desde hace mucho tiempo buscaba la forma a crear un centro cultural en Piloña. “Veíamos la necesidad de abrir un espacio escénico en el concejo”, afirma Cuevas. “Empezamos a buscar edificios y entonces, vimos el de la Benéfica. Llamamos a los dueños y entendieron el proyecto perfectamente desde el principio”, comenta el artista, que finalmente, junto con Nacho Somovilla y Sergi Martí compró en mayo de este año la antigua fábrica.

La sorpresa fue cuando la Asociación descubrió que inicialmente, y antes de ser una industria, fue concebido como teatro. “Fuimos a preguntar al Ayuntamiento si hacía falta realizar un cambio de usos para convertir el espacio en teatro, y al mirar la ficha técnica del edificio, resultó que había sido construido como teatro. Ni siquiera los dueños lo sabían”, explica Cuevas, que destaca que “saber que había sido un antiguo teatro dio solidez a nuestro proyecto”.

El edificio se construyó en 1926 como teatro, pero duro el corto periodo de 20 años. En 1946, se disolvió la Asociación de la Benéfica y del Socorro Mutuo de Piloña, los gestores del centro, por lo que el edificio dejó de funcionar como tal. “Aunque calculamos que desde 1937 no se debió realizar mucha actividad cultural dentro del centro”, estima Cuevas.

Rodrigo Cuevas inicia una campaña de donaciones para reparar el tejado de La Benéfica
Comentarios