sábado 25/9/21

Las obras de saneamiento del río San Miguel terminarán con la cloaca que atraviesa la cueva de Tito Bustillo

Obras de saneamiento en Ribadesella

El vicepresidente del Gobierno y responsable de la Consejería de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño, visitó hoy Ribadesella, donde se reunió con el alcalde, Ramón Canal, y los portavoces de los grupos municipales para explicarles el proyecto de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Vega, que arrancaba hace unos días y que tiene un coste de 500.000 euros.  El proyecto está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder),  y, aseguró el vicepresidente, «repercutirá muy favorablemente en la calidad de las aguas del monumento natural de la playa de Vega, ya que evitará el deterioro ambiental que ocasionan los vertidos al arroyo que desemboca en el arenal».

cofino-saneamientos-ribadesella

Saneamiento de la cuenca del río San Miguel

Después del verano está previsto que den comienzo también las obras de saneamiento de la cuenca del río San Miguel, que pondrán fin «a la cloaca que ahora mismo atraviesa las Cuevas de Tito Bustillo, que son Patrimonio de la Humanidad», apuntó el alcalde, Ramón Canal.

Estas obras supondrán una inversión de 940.000 euros y la previsión plurianual de la inversión es de 70.000 euros en 2021, 600.000 en 2022 y 270.000 en 2023.

Este nuevo saneamiento recogerá las aguas residuales de: El Carmen, San Miguel, Soto y Pando, para conducirlas hasta Sebreñu, que dispone de una red de saneamiento, que llega hasta la EDAR de Ribadesella. Las localidades que se conectarán a esta infraestructura suman 420 habitantes.

Cofiño apuntó también que «el diseño hidráulico tendrá en cuenta, además, las necesidades de saneamiento del camping, así como el aumento de ocupación que se produce de forma estacional en las viviendas de la zona, que obliga a atender a una población que supera las 1.500 personas».

Infiltraciones de agua marina en la red de saneamiento

Durante la reunión con el alcalde y los miembros de la Corporación Municipal riosellana, Cofiño también trató los problemas de las infiltraciones de agua marina en al red de saneamiento del núcleo de Ribadesella. «Un problema que se repite en otras villas marineras», aseguró. La consejería contempla 500.000 euros para para realizar un estudio sobre estas infiltraciones en los municipios costeros y otros 750.000 destinados a subsanarlas, de los que 400.000 se prevén invertir este año y el resto en 2022.

El estudio, que está en fase de licitación, analizará las redes de saneamiento en diez calles de Ribadesella para determinar este tipo de problemas que sufre la red de alcantarillado y definir su arreglo.

Las obras de saneamiento del río San Miguel terminarán con la cloaca que atraviesa la...
Comentarios