viernes 3/12/21

El 2020 no ha sido un gran año para los deportes, al menos no para las disciplinas cuyas competiciones se llevan a cabo de manera presencial. Muchas de ellas, de hecho, se han visto obligadas a reinventarse llevando a cabo un proceso de adaptación al entorno virtual. Por suerte, algunos deportes como el póker, considerado como disciplina mental desde 2009, cuentan con una amplia trayectoria en la organización de eventos a través de internet que ha servido como base para esta conversión.

En este sentido, cabe señalar que el póker es una de las disciplinas deportivas que más popularidad ha ido ganando en los últimos años en nuestro país, gracias, en gran medida, al auge del juego online y a la regularización del sector. A mediados de 2012 entró en vigencia la Ley 13/2011, de 27 de mayo de 2011, que favoreció la puesta en marcha de diversos operadores en nuestro país, de los que dependen la gran mayoría de casinos online en la actualidad, y que también dio lugar a la creación de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), un organismo que en la actualidad depende del Ministerio de Consumo, y cuyo objetivo es regular, supervisar y controlar todas las actividades comerciales que llevan a cabo los operadores con licencia. Uno de estos operadores es 888 quien, además de ofrecer la posibilidad a sus usuarios de jugar al póker con dinero de verdad a través de internet, también es uno de los impulsores de una de las competiciones presenciales de esta disciplina más importantes de nuestro país, el Circuito Nacional de Poker (CNP).

Celebrado en España desde 2010, el CNP es uno de los escasísimos eventos de póker en vivo de los que se puede disfrutar en la Península. Su calendario engloba varias paradas en diferentes casinos de la geografía española a lo largo de todo el año, con entrada abierta a todo aquel que desee participar e importantes premios en metálico. La edición de 2020 tenía planeadas un total de 6 paradas, ninguna en suelo asturiano. De todas ellas, solo se pudo llegar a celebrar la primera durante el mes de febrero en Valencia, mientras que el resto fueron aplazadas por causas ajenas a la organización. Esta situación provocó que los promotores de la competición decidiesen aplazar la edición de 2020 al próximo año, cuyo calendario oficial ha sido presentado hace un par de semanas. De nuevo, el Principado se queda fuera de las comunidades escogidas por el CNP para ser sede de la competición a pesar de contar con espacios habilitados para ello.

Es habitual que las paradas de este tipo de competiciones se repitan de año en año, ya que los organizadores llegan a acuerdos comerciales con los casinos que acogen a los jugadores en los días de competición. Sin embargo, en los últimos años se han realizado varias modificaciones en estas paradas con el objetivo de facilitar el acceso al mayor número de jugadores, creando un circuito más heterogéneo en cuanto a destinos. Con todo, estas modificaciones rara vez han afectado a las paradas del norte, que se concentran casi en su totalidad en la ciudad de Bilbao. De esta forma, todos los aficionados al póker de comunidades como Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Navarra o Aragón se ven obligados a desplazarse hasta el País Vasco para poder disfrutar de manera presencial de una competición oficial de póker de estas características.

Póker

El CNP es una de las competiciones presenciales de póker más importantes en España

Con este precedente, sorprende que el nuevo calendario presentado por el CNP para la que será, de nuevo, su novena edición, no solo no haya ampliado sus paradas en el norte peninsular, sino que ha reducido el total de sus sedes al eliminar de su programa el torneo habitual en la ciudad de Valencia.

Con esta supresión, el Circuito Nacional de Poker pasa de contar con sus 6 paradas tradicionales a solo 5. No es la única novedad, la competición también dilata en el tiempo su arranque oficial, habitualmente fijado en el mes de febrero y que este año se realizará en mayo. Esta modificación se debe a las restricciones que permanecerán vigentes hasta el próximo 9 de mayo y cuya hipotética ampliación podría, a su vez, retrasar más en el tiempo el evento deportivo.

Bajo esta premisa, el calendario oficial del CNP, sujeto como hemos dicho a posibles modificaciones, arrancaría del 17 al 23 de mayo con una primera parada fijada en Málaga, en el Casino Torrequebrada. Tras esta primera toma de contacto de los jugadores, y sin salir de Andalucía, la competición viajará hasta Sevilla en el mes de julio. Allí, del 19 al 25, el Casino Admiral acogerá la segunda parada del torneo y la primera en la historia de la competición que se realiza en suelo hispalense. La tercera etapa de esta novena edición se realizará del 6 al 12 de septiembre en Alicante, en el Casino Mediterráneo, mientras que la cuarta y última tendrá lugar en el Casino Gran Madrid de Torrelodones del 15 al 21 de noviembre.

Con este nuevo calendario, los jugadores asturianos se verán obligados a desplazarse para poder participar en el evento deportivo, siendo la parada que se disputará en Madrid la más próxima en términos geográficos. Aquellos que no puedan realizar este viaje, podrán seguir disfrutando del póker presencial en el Casino de Asturias, en Gijón, o a través de las plataformas online.

Las grandes competiciones de póker presencial siguen esquivando al Principado