miércoles 19/1/22

Como en todos los rincones de España, en Asturias el fútbol es tanto un deporte como una manera de vivir. No extraña, pues, que pese a que los dos equipos más grandes de esta comunidad autónoma, es decir el Oviedo y el Sporting de Gijón, no estén en este momento en Primera división, ha habido y hay muchos jugadores asturianos que han dado la talla a niveles muy elevados. Entre ellos destacan muchos delanteros que se han hecho conocer a base de goles, el bien más preciado del fútbol. En este apartado cabe destacar sobre todo dos nombres, es decir David Villa y Adrián López. En el caso del primero hablamos del máximo goleador de siempre con la Roja, algo que corroboró en competiciones importantes como la Eurocopa y el mundial. 


El nativo de Langreo, que acaba de cumplir los 40 años de vida, ha destacado durante una década como el mejor atacante nacido en España, pudiendo hacer registrar mejores marcas de gente como Fernando Torres, su compañero en la selección, y superando a un tótem como Raúl González Blanco en cuanto a goles con la Roja. 

Campeón del mundo en 2010 y de Europa en 2008 y 2012, Villa ha formado parte de la generación dorada del fútbol español, una generación que ha ganado prácticamente todo lo que se podía ganar en cuatro años, pero jugando un fútbol celestial. Su carrera es la de un auténtico crack, algo que se ha reflejado en los títulos conseguidos con el Fc Barcelona y también con el Atlético Madrid que, aunque no esté entre los favoritos a ganar la Liga Santander, sigue siendo uno de los conjuntos más importantes del fútbol ibérico.

Tras haberse lucido en los principios de su carrera en el Real Zaragoza y haber marcado la diferencia en el Valencia, el asturiano formó parte del mejor Barça de la historia, es decir el que ganó cualquier tipo de títulos y desplegando un juego espectacular durante dos años. El palmarés de Villa es el de un auténtico fenómeno, ya que podemos encontrar en ello trofeos nacionales, copas, supercopas, Champions League y sobre todo los títulos ganados con España.

El otro delantero del que vamos a hablar es aquel Adrián López que, pese a no haber tenido nunca el talento ni el rendimiento de Villa, ha sido una pieza importante en el Atlético de Madrid que ganó el título de Liga en la temporada 2013-14 y rozó la conquista de la Champions en la misma temporada. El clase 1988, nacido en Teverga, es actualmente sin equipo pero ha tenido una carrera muy importante en la que ha pasado por varios grandes equipos como el Oporto, el Villarreal y el Atleti, cuyos hinchas siguen teniendo un gran recuerdo de él por el importantísimo gol del empate en la semifinal de la Champions 2014 contra el Chelsea que dio inicio a una remontada de ensueño

De Villa a Adrián, los grandes delanteros asturianos