martes 20/10/20
El Puntin sobre la "i"

Engaños y politicos

Marije Amieva reflexiona esta semana sobre el esfuerzo y el talento. Es vital para triunfar en España?


"Por más talento y empeño que posean a la hora de desarrollar una profesión, no podrán abrirse camino en la vida si no se emputecen al más puro estilo "Mujeres, Hombres y viceversa", han nacido con el don de controlar un balón o lamen las posaderas d

     Pertenezco a una generación que ha sido vilmente engañada. En casa siempre escuché eso de "estudia para tener un buen trabajo", "esfuérzate para progresar en la vida" porque, como suele decir mi madre, "del cielo para abajo cada cual vive de su trabajo". Pero la sociedad ha cambiado. Se ha vuelto apática y permisiva. Los valores que nos inculcaron nuestros padres han pasado a la historia. Ahora el referente -el modelo a seguir para sacarse unos buenos cuartos- se encuentra en el fútbol, la política o "Sálvame Deluxe". Me entran escalofríos cuando miro a los hijos de mis allegados y pienso que, por más talento y empeño que posean a la hora de desarrollar una profesión, no podrán abrirse camino en la vida si no se emputecen al más puro estilo "Mujeres, Hombres y viceversa", han nacido con el don de controlar un balón o lamen las posaderas del mandatario de turno para medrar en una organización política.

   

   Los últimos acontecimientos en el seno del PSOE no hacen más que refrendar mis temores. El flamante Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, ha incluido a las dos mentes más privilegiadas del socialismo asturiano en la nueva Ejecutiva nacional. Una se interesa por el perfil de ambas políticas. María Luisa Carcedo es médico. Empezamos bien, tiene formación y un trabajo al cual regresar cuando se agote el teto político. El problema es que esa boquita ha soltado perlas como que la actual situación de Irak responde a "la brutalidad de las Azores". Vamos, que según la diputada nacional Aznar, Bush y Blair son los culpables de que Estado Islámico -un grupo de psicópatas terroristas- viole, decapite y descuartice cristianos y musulmanes de otras corrientes. Y se queda tan ancha, oigan.

   

   Analizo el perfil de la Secretaria de Política Municipal, Adriana Lastra, que también acompaña a Pedro Sánchez en la directiva estatal del PSOE. Entro en la web de la Junta General del Principado y casi caigo de la silla. Tiene 35 años y carece de estudios. Al parecer, aún cursa Antropología Social y Cultural. En cuanto a su trayectoria laboral, es inexistente. Eso sí, destaca en su currículum que se afilió al PSOE en 1998 y, dos años después, rentabilizaba su militancia comenzando una imparable carrera acumulación de cargos, la gran mayoría muy bien remunerados. Me quedo de una pieza y decido preguntar por la susodicha a mis amigos del PSOE, socialistas de verdad, dado que el curriculum facilitado por la Junta me resulta poco fiable. "¡Que sí, Marije, que sí! ¡Por no tener, no tiene ni carnet de conducir!", me responden. Pero bueno, es posible que sea una persona con talento. Dice una amiga soriana, Silvia Peracho, que los españoles tenemos cierta obsesión por la "titulitis". Recapitulemos sus hazañas al frente de las Agrupaciones Locales del PSOE en Asturias: Cudillero, Ponga, Villaviciosa, Oviedo, Piloña... y por supuesto Siero, la mayor pifia de la FSA. Parece que tampoco rebosa talento... También es cierto que contó con la inestimable ayuda de Jesús Gutiérrez -ese cerebro poco pensante que atribuyó el éxito de Foro Asturias a "la extrema derecha que se extiende desde Finlandia".

 

    El caso es que todo esto me ha dado qué pensar. Mientras que Gutiérrez, Carcedo y Lastra dirigen el destino del PSOE, la región y el país, aquí en Londres mi amiga Vanesa Hernández -Economista de Avilés con dos masters y experiencia en una multinacional- se tira 10 horas haciendo sandwiches. ¿Cómo es posible que un partido tan grande y con una historia tan brillante termine en estas manos? Definitivamente un país gobernado por mediocres, con su talento en el exilio, difícilmente podrá salir adelante.

Engaños y politicos
Comentarios