miércoles 19/1/22

Los Callos regresaron a Noreña por la puerta grande

callos-norena-restaurantes-02
Las cocineras del Restaurante Letual ante dos potas de callos, protagonistas indiscutibles en los últimos días.

Los callos regresaron por la puerta grande a la hostelería de Noreña, que desde el viernes y hasta ayer miércoles celebró sus jornadas gastronómicas en veinticinco establecimientos. Familias y amigos desafiaron al mal tiempo y se unieron en torno a la mesa para disfrutar de un plato cuyo secreto reside, cuentan quienes lo preparan en los fogones, en que sean «pequeños, pegajosos y picantinos».

En El Molín del Nora, Álvaro Díaz triunfó con la pizza de callos, que sirvió como tapa y como plato.

De tradición saben mucho en el Restaurante Letual, cuyas cocineras recogieron este año el testigo de Pilar Vilar, jubilada recientemente. Junto a su hermana Herminia, fue homenajeada por la Junta Local de Hostelería por su trayectoria durante más de cuatro décadas. Su legado continúa en una cocina en la que los callos fueron los grandes protagonistas durante estos días.

callos-norena-restaurantes-01

Álvaro Díaz con la pizza de callos del Molín del Nora.

Sin embargo, hay quien apostó por innovar aprovechando las jornadas. En El Molín del Nora, Álvaro Díaz triunfó con la pizza de callos, que sirvió como tapa y como plato. También en La Oficina, donde Mercedes Estrada apostó por los callos veganos como alternativa a los tradicionales, que también ofreció. «Están elaborados con garbanzos y seis variedades de setas y dan totalmente el pego», explicó.

Carrera de Los Callos

Además, en Noreña los callos trascienden a la gastronomía y también se corren. El Ayuntamiento organizó una nueva edición de la popular carrera de 5 kilómetros que contó con más de 500 atletas. A los ganadores les esperaba su peso en productos cárnicos como premio. «El año que viene participo seguro», señaló Esther Menéndez González, del EM Universidad de Oviedo y vencedora en la categoría femenina con un tiempo de 19 minutos y 11 segundos. Por su parte, Javier Amieva Remis, del Club Ciclista Altitud, fue el ganador de la prueba, con un tiempo de 15 minutos y 45 segundos.

callos-norena-restaurantes-03

Mercedes Estrada, de La Oficina, muestra una ración de callos veganos.

carrera-callosAmparo Antuña, Esther Menéndez, Eva Pires y Javier Amieva, tras la carrera.

Los Callos regresaron a Noreña por la puerta grande
Comentarios