miércoles. 29.06.2022
SARIEGO

La celebración de San Pedrín de la Cueva fue otra vez multitudinaria

 

 

La parroquia de Narzana, en el concejo de Sariego celebró su tradicionales fiestas de San Pedrín de la Cueva, cuya misa se celebra en una gruta hasta donde se baja la imagen del santu en procesión 

 

 

 

 

 


 

FOTOGALERÍA PINCHA AQUÍ

 Faltaba un cuarto de hora para que el reloj marcase las 12 del mediodía, cuando la Banda de Gaites de Llariego, al son de la marcha procesional, “Antón el neñu”, encabezase la procesión de San Pedrín desde la ermita a la cueva por el camino natural. Un Santo que reúne a cientos de romeros procedentes de diferentes puntos de la comarca y de la región.

Este año aumentó considerablemente el número de romeros que quisieron acompañar la imagen en su recorrido tradicional, una imagen portada por César Díaz, Fidel Ornia, Mariano Cosío y Carlos Soriano, ataviados con traje regional. 

A la entrada de la cueva, los músicos locales realizaron un pasillo por donde pasó la imagen seguida del cura José Manuel Rodríguez Fueyo; el alcalde de Sariego, Javier Parajon; miembros de la Corporación Municipal y los devotos del santu que todos los años cumplen con esta tradicional celebración. El propio alcalde reconoció que San Pedrín, celebración con la que se cierra el programa festivo en Sariego, cuenta con todos los ingredientes de una gran fiesta: «la devoción y cultura con la procesión y misa en la cueva; el deporte con el motocross de la tarde del lunes y la tradición, con les carroces». Asimismo, quiso destacar el acierto de la comisión de festejos al comenzar este año la celebración con el festival musical Música en la Cueva, aprovechando el recurso natural que ofrece la oquedad de la cueva.

Un clásico en Narzana

La jornada del domingo en Narzana se completó con la Concentración de Motos Clásicas, de la mano del motero local Fernando Naredo. Esta cita cumple diez años y Naredo se mostraba contento de la buena respuesta de sus colegas, al final hubo 90 inscritos. «Este año es el más numeroso» explicó,  y aseguró que la cita ya está más que consolidada. Un buen número para recordar el décimo aniversario de esta concentración «que siempre tuvo muy buena acogida por parte de los moteros». Naredo tuvo palabras de recuerdo y agradecimiento para Manuel Álvarez, conocido como Manolo Tabaza, uno de los fundadores y presidente de la Agrupación de Motoristas Asturias, fallecido hace unos meses y que siempre acudía a la cita saregana.

Tras la reunión en la prau de la fiesta, donde se pudieron ver motos muy curiosas como una Derbi 125 “cabeza de hormiga”, del año 57, se realizó el recorrido por el concejo para finalizar en Gijón donde compartieron  mesa y mantel.

La celebración de San Pedrín de la Cueva fue otra vez multitudinaria
Comentarios