jueves 09.04.2020

Juan Majada: «Llanera está en pañales en accesibilidad»

Juan Majada preside Llanera sin Barreras.
Juan Majada preside Llanera sin Barreras.

Entrevista con Juan Majada, presidente de Llanera sin Barreras

La Asociación Llanera Sin Barreras cumplirá en mayo cuatro años. Con unos setenta socios y un amplio programa de servicios, su presidente, Juan Majada, repasa el presente y el futuro del colectivo.

–¿Qué balance hace de la creación de Llanera Sin Barreras?

–Después del trabajo de estos años, el balance es positivo. Hemos hecho muchas cosas y nuestra intención ahora es consolidarnos. Tenemos programas de fisioterapia, logopeda y psicóloga con mucha demanda y realizamos un importante trabajo de campo en colaboración con el Ayuntamiento para eliminar las barreras que hay que mantener.

Hace falta más concienciación por parte de la ciudadanía, solo el dos por ciento de los estacionamientos disponibles son reservados, así que hay que velar por su buen uso y funcionamiento.

–¿Cómo ve la accesibilidad en el municipio?

–Llanera estaba y está en pañales en accesibilidad; se ha avanzado en estos años, pero queda mucho por hacer, sobre todo en Lugo. Una de nuestras principales preocupaciones es intentar que la gente salga a la calle, hay personas que no salen de casa porque tienen miedo a encontrarse con barreras. Pero para eso también hace falta empatía, entre Lugo y Posada solo hay un establecimiento hostelero accesible y adaptado. Y ocurre parecido con los comercios, al final, son limitaciones insalvables para las personas que tienen movilidad reducida.

–En febrero de 2017 el Ayuntamiento creó una comisión de supresión de barreras, ¿ha sido útil?

–Sí. Creo que es muy importante que exista porque aunque los acuerdos no son vinculantes, se ponen las cuestiones encima de la mesa para su debate.

–En la última, presentó una propuesta de ordenanza de regulación de tarjeta de estacionamiento, ¿en qué consistirá?

–Nos encontramos con casos de vehículos para personas con movilidad reducida estacionados un día entero o toda la noche en la misma plaza, por lo que proponemos limitar el tiempo de uso. Y también estamos trabajando para que se verifique la utilización de las tarjetas, hay vehículos con ellas que no llevan a ninguna persona con movilidad reducida. Hay que recordar que el uso indebido puede conllevar su retirada.

–¿Es el aparcamiento una de las preocupaciones del colectivo?

–Sí, además es algo muy del día a día. Hace falta más concienciación por parte de la ciudadanía, solo el dos por ciento de los estacionamientos disponibles son reservados, así que hay que velar por su buen uso y funcionamiento. Y a la hora de habilitar las plazas debe tenerse en cuenta que deben ubicarse lo más cerca posible de los pasos de peatones.

–¿Cuáles son las necesidades más acuciantes?

–Nos gustaría que durante este mandato se consolidara la instalación de un ascensor en el Ayuntamiento, las personas con movilidad reducida no pueden acudir a los plenos. Y en toda Llanera no hay una báscula para pesar y solo una camilla elevadora en Lugo, son defectos que hay que solucionar y que urgen.

–Recientemente también han instado al Principado a que las marquesinas de los autobuses sean inclusivas.

–Es que es un tema que en Asturias nunca se había tratado y estamos muy satisfechos por haber logrado el compromiso de que se llevará a cabo. Deben ser accesibles, con una rampa de acceso, pero también adaptadas, ya que por ejemplo una silla de ruedas o una de bebé, no entran.

Tenemos también grupo de baile, organizamos salidas en grupo y este año queremos hacer un pase de modelos con personas con discapacidad.

–¿Qué retos se plantea Llanera Sin Barreras para 2020?

–Debemos abrirnos también al medio rural porque las personas que viven en los pueblos son las más desfavorecidas en las comunicaciones y donde las barreras son más difíciles de eliminar. Por ejemplo, hay un gran trabajo por hacer en los centros sociales.

–¿Habrá novedades en las actividades que ofertan?

–Vamos a seguir con el teatro de sombras, tiene una acogida estupenda, incluso nos lo reclaman fuera de Llanera. Es una iniciativa que gusta en los colegios, al igual que la campaña “Ponte en mi lugar” o las jornadas de deporte adaptado. Es esencial llegar a los escolares. Tenemos también grupo de baile, organizamos salidas en grupo y este año queremos hacer un pase de modelos con personas con discapacidad. La intención es crecer dentro de nuestras posibilidades, el hándicap que tenemos es la financiación.

Juan Majada: «Llanera está en pañales en accesibilidad»
Comentarios