miércoles 12/5/21

Un San Marcos casi normal en Noreña

san-marcos-norena-2021-01
El picadillo con patates frites, el plato rey de la celebración de San Marcos.

Fiesta de San Marcos en Noreña

Las fiestas de San Marcos, en Noreña, se convirtieron en la primera celebración local con cierta normalidad en Asturias después de un año y no defraudaron. Vecinos y visitantes llenaron las terrazas y establecimientos hosteleros de la villa condal para degustar durante todo el fin de semana lo que marca la tradición, el sabadiego y el picadillo, aunque hubo versiones para todos los gustos, solo, con patatas y huevos, en canutillos, en tortilla... Además, el Ayuntamiento programó varias actividades culturales cuyo aforo se completó.

san-marcos-norena-2021-08

La cocina de Casa El Sastre, en plena preparación.

«Siempre recordaremos el Picadillo de 2021 como el de la esperanza, porque vemos cómo vamos dando pequeños pasos en la recuperación de la normalidad», destacó Raimundo García Cuesta, vicepresidente de la Orden del Sabadiego. «Será también el del recuerdo a los que ya no están con nosotros, pero que ese recuerdo sea el combustible de unas fiestas en las que disfrutar y ser felices sea el único objetivo», añadió.

Este año, tampoco hubo pregón ni Capítulo de la cofradía debido a la pandemia, pero el Ayuntamiento lo suplió con un mensaje institucional retransmitido a través de las redes sociales.

García Cuesta propuso también «jugar, reír y disfrutar en a cocina», para lo que ideó tres recetas internacionales adaptadas a los ingredientes locales. Los vídeos, bajo el título “Cocina de Mundo” suman ya cientos de reproducciones en el canal que la Orden del Sabadiego abrió en Youtube.

Por su parte, la alcaldesa en funciones, Ana González, destacó que «las industrias cárnicas fueron el pasado, son el presente y serán el futuro de nuestro motor económico» y comprometió el apoyo municipal al sector.

san-marcos-norena-2021-02

Ofrenda a Don Pedro de los miembros de “Adepas”.

San Marcos sacia la fiesta en Noreña

Había muchas ganas de salir a la calle y de celebrar. Noreña no quiso dejar pasar la oportunidad y aprovechando las fiestas de San Marcos se sació de sabadiego, de picadillo, de familia y de pandillas de amigos.

Si el año pasado los protagonistas fueron las ventanas y los balcones, el 2021 fue de las terrazas de hostelería, que  acapararon todo el protagonismo, con serias dificultades para encontrar un sitio después del mediodía en una jornada en la que lució el sol.

Y siendo día de fiesta, muchos tiraron de “corporativismo” y presumieron de camiseta y mascarilla conmemorativas. Fue el caso de Lorena e Iria, madre e hija, que disfrutaron de la sesión vermú en La Oficina, que contó con actuación de música en vivo. También Bandiné puso ritmo en calles y plazas el sábado, mientras que el domingo y el lunes hicieron lo propio La Xarangana y Los Gascones.

La pandemia limitó las actividades habituales, pero la Concejalía de Festejos y la Orden de Sabadiego tiraron de recursos y llevaron la música de Silvia Crucis y Alvarón Dandy y los espectáculos infantiles de “Un viaje por Jabón” y del mago Adrián Conde a los Jardines del Ayuntamiento y a la sala polivalente.

san-marcos-norena-2021-05

Tras un 2020 de celebración individual, el grupo de amigos del cineasta Samu Fuentes volvió a reunirse por San Marcos. 

También se mantuvo la colocación de la capa y montera picona a la estatua de Pedro Alonso por parte de miembros de Adepas y aunque no hubo pregón, se emitió un mensaje institucional a través de las redes sociales y hubo una ofrenda floral a la estatua de la chacinera.

Y en la hostelería, control estricto de aforos y de cumplimiento de las medidas. Policía Local y Guardia Civil cursaron a lo largo del fin de semana varias propuestas a sanción a personas que no llevaban puesta la mascarilla. Todo para no estropear la primera fiesta local que se celebra en Asturias.

Otros estuvieron de estreno, como Aurelio Martínez, al frente del Carbón. El primer Picadillo de este restaurante abierto en plena pandemia fue todo un éxito, con la terraza llena y reservas en el interior.

En sedes más veteranas como Casa El Sastre, la cocina estuvo a pleno rendimiento preparando tanto sabadiego como picadillo y en El Retiro, otro de los locales emblemáticos, Liti contó con el buen hacer de Fredo Fernández, “el Bailáu” que paellera mediante, preparó varios kilos de picadillo. En el horizonte de todos, un 2022 en el que estos dos años queden en un mal recuerdo.

san-marcos-norena-2021-07

Un grupo de jóvenes de Noreña y El Berrón, en la terraza de El Retiro.

san-marcos-norena-2021-04Diego Nicieza y Aurelio Martínez, del Restaurante Carbón, con picadillo.

san-marcos-norena-2021-06Iria y Lorena, madre e hija, lucieron camiseta conmemorativa a juego.

san-marcos-norena-2021-03Fredo “el Bailáu”, cocinó en El Retiro.

Un San Marcos casi normal en Noreña
Comentarios