martes 3/8/21
VICENTE G. BERNALDO DE QUIRÓS

Deja que los niños se alejen de ti

La infancia no es una transacción

vicente-bernaldo-quiros.jpg

En la extensa Declaración de los Derechos del Niño que ha adoptado Naciones Unidas para preservar las garantías de una infancia protegida, debería incluirse la prohibición de que se utilicen la imagen de los más pequeños en los programas de televisión en que son protagonistas y que se utilicen casi como mercancía comercial.

En nuestras pantallas, públicas y privadas aparecen con frecuencia niños que cantan, que cuentan intimidades domésticas de sus padres, que cocinan o que quieren ser futbolistas o toreros, en horarios de máxima audiencia y cuando los chavales deberían estar en la cama para madrugar al día siguiente e ir al colegio. Yo no sé porque hay madres y padres que utilizan a sus vástagos para tratar de hacerles famosos y que llegue un dinerito extra a casa. Pero la infancia no es una transacción y tendría que estar protegida en este sentido.

Algunos programadores de televisión se creen unos ingeniosos tremendos cuando plantean un programa con niños que siempre van a encontrar la ternura y la comprensión de los mayores, pero que solo sirve para incrementar la publicidad y la audiencia sin que existan contrapartidas que beneficien el aprendizaje de los más pequeños, siempre tiranizados por la competitividad y el estrés de superar a otros pequeños en la conquista de la gloria en la pequeña pantalla.

Es posible que sea muy excesivo retirar la patria potestad a estos padres que se empeñan en recorrer las televisiones de tourné para hacerle un hueco a sus retoños y presumir ante las amistades de las cualidades y las maravillas que son capaces de exhibir. Pero si se le retira la custodia a cualquier progenitor por dejar a los chavales en su casa unas horas mientras apuran un trago para quitarse la angustia de encima, no sé porque no se va a hacer lo mismo con los padres televisivos. Y, con respecto a la caja tonta, habrá que parafrasear la maldición bíblica y decir aquello de deja que los niños se alejen de ti, porque terminarán estúpidos.

Vicente G. Bernaldo de Quirós

Deja que los niños se alejen de ti
Comentarios