martes. 29.11.2022
BORJA

Los Ganaderos de Central Lechera se juegan su futuro, mientras el presidente Javier Fernández y otros políticos dicen que no hay nada que hacer

Todos, contra los Ganaderos.

Poca gente sabrá que la sanción impuesta a Corporación Alimentaria
Peñasanta S.A. (CAPSA) por la Comisión del Mercado Nacional de la Competencia
(CNMC) por importe de 21,8 millones de euros, y unos 600.000 euros a Central
Lechera Asturiana S.A.T., estaba según fuentes de toda solvencia, amparada
por el Presidente de Asturias Javier Fernández y a otras esferas, por la
propia ministra de Agricultura Isabel García Tejerina, que apoyaron y apoyan
incondicionalmente a la Industria frente a los Ganaderos.

Miembros directivos y ejecutivos de CAPSA declaraban estos días pasados, sin
ningún pudor cosas como estas:

«Realizar determinadas conductas en relación con los ganaderos o la gestión
de los excedentes no solo era una práctica inocua, sino que se alineaba
perfectamente con los principios de un sector altamente intervenido por la
Administración, que propugnaba el equilibrio entre sus diferentes agentes, y
en el que la transparencia de precios y el control de la producción eran
elementos comunes de la política pública».
Reconocía de esta forma el Director General de CAPSA José Armando Tellado,
según fuentes de toda solvencia que no solo estaba al tanto de estas malas
prácticas, sino que las apoyaba. Pero al hacer esto de forma continuada en
sus años de mandato, actúa en contra de lo ganaderos de Central Lechera hoy
abocados a la ruina.
Pero no solo era consciente el actual Director General de CAPSA; José
Armando Tellado, que también lo fue con Pedro Astals. Sino que sabe Tellado
que una parte muy suculenta de su sueldo viene proveniente de un tanto por
ciento sobre los resultados de la empresa por él dirigida. Y para lograr su
abultado sueldo, "expolia" a los socios mayoritarios de su empresa y dueños
del 51,6 de su representada Corporación Alimentaria Peñasanta, que son LOS
GANADEROS.
Y no estamos hablando de bromas. Pedro Astals amasó una fortuna muy visible
en uno de sus negocios más notables Bodegas Matarromera, propiedad
casualmente del hermano de su mujer, Carlos Moro. Y a día de hoy, el
acaudalado Tellado, ha sido más discreto. Cierto que no lleva 20 años al
frente de la empresa, pero cerca de 10 años sí.
Continua hoy, en la dirección de CAPSA el conocido Atleta José Armando
Tellado, igual que anteriormente siendo Pedro Astals Consejero de CAPSA.
Mientras, el ganadero bien controlado por los Directivos y ejecutivos de su
propia empresa no ganara un real, tal y como dice la Comisión del Mercado
Nacional de la Competencia (CMNC). Qué bien.

EL MUNDO AL REVÉS
El director General de la Empresa, indirectamente empleado de LOS GANADEROS,
también sabía que sus ingresos aumentaban suculentamente en base a prácticas
irregulares, hoy sancionadas por la CMNC, que costarán a la empresa por él
dirigida CAPSA, 21,8 millones de euros. Cerca de CUATROMIL millones de
pesetas, y a CLAS 600.000 euros, unos cien millones de pesetas. El mundo al
revés.

CONVOCATORIA DE JUNTA GENERAL EXTRAORDINARIA
En base al artículo 51. 1 de los estatutos de CLAS SAT un grupo de
compromisarios exigen la convocatoria extraordinaria, para, entre otras
cosas, someter a votación la expulsión del director General José Armando
Tellado y que el Presidente explique el motivo de llegar a tan lamentable
situación.

DOCE AÑOS DENUNCIANDO
Nuestros Periódicos El FIELATO y El NORA, durante aproximadamente 12 años
han venido denunciando estas abusivas prácticas bajo la batuta del tándem
Astals y Tellado.
Ahora nuestros miles de lectores ya van viendo el extremado interés en un
asunto que puede llevar al Campo Asturiano a la ruina. El Gobierno del
Principado dice que a pagar, y mientras Astals da la callada por respuesta y
José Armando Tellado nos remite a prácticas habituales de la Administración,
siempre defensora de la Industria Láctea en detrimento de los expoliados
Ganaderos. Al menos nuestros lectores ya saben el motivo de nuestro intenso
y extenso trabajo periodístico a lo largo de más de una década. No eran
manías de Borja, era la triste realidad.
Qué pena señor Presidente de Asturias, que lástima señora ministra del
Agricultura del Partido Popular y suerte a mis numerosos lectores Ganaderos.
Nunca me olvidaré de los más de setecientos trabajadores de CAPSA y CLAS,
cuyos puestos de trabajo a día de hoy están en el aire. La culpa del Cha,
Cha, Chá.

Los Ganaderos de Central Lechera se juegan su futuro, mientras el presidente Javier...
Comentarios