martes 25/1/22

Si la pasada semana informaba a mis parroquianos que Horsella (cantera muy molesta en Arriondas) volvía a las andadas, no estaba muy equivocado. Horsella, que pertenece al Grupo Lostal de “Tantander-También”, tiene un curioso e ineducado nuevo director. Pongámonos en lo peor. Un sujeto que va por libre, que “dirige” una empresa como un “latiguero” al uso, y que propicia el escenario  que les iré describiendo.
Volverán los polvos, los humos y, sobremanera, el ínclito director que se hace llamar Manu Fernández García. Pero lo peor es que el economista y Presidente de Candensa,  Jesús García Lostal (Horsella pertenece, como Áridos de Piloña, al grupo Candesa), es un universitario heredero de la centenaria empresa de toda la construcción  Lostal, “Tantanderina”  también. Lo suyo es echar arengas por las universidades en olor de multitudes e importantes empresarios. Mientras tanto, Manu  maltrata a la gente y don Jesús García Lostal, como anda de universidades le deja hacer. Pues me parece francamente bien, pero muy mal que este maleducado y amenazador nuevo director de Horsella, censure la libertad de expresión y escriba sandeces como esta a través del “guas”, que no tiene desperdicio:
“Acabo de ver y leer con asombro, la nota (nota, lo que se dice nota, es él) sobre Horsella en tu Periódico (que entre otras cosas no es mío). Por el momento queda suspendida la reunión de mañana”.
Y se quedó tan pancho el muy ingenioso, ingeniero. Seguramente su jefe anda viendo como coloca un baño a un docto de la Universidad de Sevilla, por citar ejemplo; o cómo se las ingenia para echar a un nuevo empleado. Lostal es el rey del ladrillo y materiales de construcción. Un ladrillero que gusta figurar en universidades, y NO cumplir en absoluto con los enunciados de su “empresa”. Dice Jesús García Lostal de su empresa:
“Desarrollarnos profesional y humanamente en un marco estable, potenciando la implicación de todos en el proyecto empresarial”……….  Sin comentarios.
A decir de fuentes muy fidedignas de Cantabria, tiene una habilidad especial para despedir personal que asombra a cualquiera. Y encima nos cayó en Arriondas e Infiesto con su representante, el curioso Manu, no Leguineche, que ese era un gran periodista. Pues al docto economista y arenguero en las Universidades, un saludo desde la distancia. Que eche a menos empleados y a otros que los cambie. De pena. Cierto: sus empresas en Arriondas y Piloña, están enclavadas en el segmento de las “Peligrosas, Nocivas e Insalubres”. Preparémonos para los nuevos polvos de Horsella.
Antes, Horsella tenía una dirección seria, a través del gran empresario, escrupuloso cumplidor con sus compromisos y con los vecinos de Arriondas: Don Javier Arruti Bustillo. Con el tengo una amistad conseguida a base de que su cantera respetase a los parragueses. Llegó Manu Fernández García, con látigo, botas de negrero y quiso que escribiera a su dictado. Chavalín, cumple con lo que tengas pactado con tus obreros y empresas y déjame en paz. Y, sobremanera, que el economista y conferenciante de la Universidad Jesús García Lostal atienda a sus canteras.
[email protected]

Horsella - Arpilo - Lostal
Comentarios