sábado. 03.12.2022

Decimos en Ribadesella que de Las Piraguas hay que ponerse a hablar al día siguiente de que pasen. Ya sabemos que es una exageración, que es una manera de dar a entender que Las Piraguas nos preocupan mucho. Lo que se quiere decir con esa expresión es que debemos ponernos a planificar las Piraguas del año siguiente lo antes posible. Y eso es lo que nunca se hace con el tiempo suficiente.
Este año, a propuesta del PSOE local, se concretó una reunión entre todos los grupos políticos riosellanos para dejar claras dos posturas: una, que los campos de Ova deben ser la acampada oficial de los piragüistas del descenso internacional de El Sella cuya fiesta es la única de Asturias catalogada de “Interés Turístico Internacional”. La otra: que, acabada la temporada de verano, deberían reunirse los mismos grupos que se reunieron para empezar a tratar qué es lo que queremos hacer los riosellanos con semejante fiesta. Pues ya toca. Ya está tardando. Dejemos el frenesí de julio y agosto para entrar en la mesura que nos aporta la perspectiva del tiempo y la pausa.

Desde aquí quiero ya decir que Ribadesella debe declarar Los Campos de Ova como acampada oficial y permanente de los piragüistas del descenso. Sin ningún género de dudas. Así ha venido siendo desde siempre y así ha sido reseñado por el propio fundador de la fiesta y de su himno: “…porque es tradición que en Llovio al final de esta jornada cuando de las siete en punto resuenen las campanadas…”. Los Campos de Ova son la reseña evidente. Y no vamos a profundizar en las ventajas de la ubicación de ese entorno, en donde todos caben.

Pero para que sea así, debemos plantearnos todos sin fisuras que esos campos, un homenaje a la desgana de nuestro municipio, en total y absoluto abandono, deben contar con una propuesta en firme para que allí se desarrolle un lugar de esparcimiento, un área de descanso, un sitio de recreo y hermanamiento… Todo lo cual es emblema de esa entrañable fiesta. Y de igual manera ya planteo, que desde el Paseo de Los Vencedores que llega hasta el barrio de El Pochacu, bien pudiera plantearse y por ello realizarse una senda peatonal ribereña que uniese a dichos “Vencedores” con los selleros de Los Campos de Ova.

Los Campos de Ova
Comentarios