viernes 3/12/21

No voy a entrar en lo que roban algunos políticos. Pero la gente se debe dar cuenta que los políticos montaron hace más de tres décadas, y en el nombre de la democracia, unas empresas que dan pingües beneficios sin arriesgar un euro.
Me viene a la cabeza Jesús Saenz de Miera, el de Central Lechera, que montó un negociazo de miedo, hizo y deshizo lo que le dio la gana y, no sólo no puso un duro, es que nunca vaca cató. Se hizo socio de un ganadero en una sociedad y se forró, con el total aplauso de los diferentes políticos que “gobernaron” Asturias. ¿Qué dinero pone un político para montar su “empresa”? Que yo sepa ni un euro. Él sale por los mercados y plazas prometiendo que va a hacer esto o lo otro. Y camela a la gente para que le dé votos, justo lo que le hace falta para montar su negocio.
Cuantos más votos, mejor empresa. Estos jetas, en vez de acciones, tienen votos. Pero lo peor del caso es que la gente les da votos aún a sabiendas que van a seguir robando y machacándolos. Una gran amiga, socialista de toda la vida (antes, en la dictadura, Comunista) me decía cuando yo le hablaba de lo que robaron en Andalucía durante 33 años de “reinado”, y que robaban a la pobre gente que no tenía nada. Me respondió: “chico, habrá que darles otra oportunidad”, como si fueran toreros. El próximo domingo ya verán la cantidad de millones de votos que van a sacar los del PSOE y el PP, por el mismo motivo que decía mi amiga. Otros aseveran que los suyos roban, pero los otros también. Así nos va con el “y tu más”. Increíble, pero tan cierto como la vida que estos cabrones (no todos) nos están proponiendo.
Volviendo a su empresa, ya me dirán qué empresa puede pagar desde el primer mes sueldos a sus socios por miles de euros, sueldos de 3.000 /4.000 euros al mes el que menos. Responsabilidad: ninguna. Rendimiento: ninguno. Horario: ¿eso qué es? Así nos va.
Una amiga y compañera me dice que ella en 33 años será la primera vez que se queda en casa. La pobre dice que es igual votar que botar, pero yo opino que no. Que hay que ir, aunque sólo sea por saludar al pobre Presidente de la Mesa, a quien obligan a participar en la recogida de las “acciones”, que como ya comenté son los votos.
Particularmente me da asco, pero es una peste con la que, muy mucho me temo moriré. Por lo menos tengo papel prensa donde escribir. Cuando era un chaval, era bueno para limpiarse el culo con él. Pues se me ocurre una idea (que ya se le ocurrió a otros). Hacer un periódico lleno de fotos de los políticos. Luego cada lector que lo destine a lo que crea más oportuno.
Ustedes piensen lo que quieran , pero yo ya sé a lo que lo voy a dedicar.
Son las empresas políticas la ruina de los ciudadanos de un País. Puedo salvar de estas cosas mías, a tantos y tantos concejales de los pueblos de España, que no sólo no cobran, sino que pagan impuestos para mantener a los de las empresas. Los del Congreso a más de 6.000 euros/mes, y en 7 años el máximo de jubilación. ¿Habrá alguna empresa mejor en el mundo, que la Política S.A.?

[email protected]

El negocio de la política
Comentarios