Imprimir

Soltaran a los neños

David M. Rivas | Es profesor titular jubilado de estructura económica en la Universidad Autónoma de Madrid

El Fielato y El Nora - Noticias del oriente de Asturias | 02 de mayo de 2020

El gobiernu abriera la manu y permitiera que los neños salgan de casa una hora al día pa qu’esparzan. Tan los medios de comunicación enllenos d’especialistes en psicoloxía, n’educación, en pedagoxía…, ensín dexar de lláu tolos contertulios televisivos que, dempués de paecer catedráticos d’economía hai un añu, de microbioloxía en febreru y d’epidemioloxía en marzu, agora sonlo en psicoloxía infantil. Tóos, lo mesmo los espertos que los charranes, falen de la necesidá que los neños tienen de tar al aire llibre y de xugar ensín programación. Ye verdá que la situación nun permite tola necesaria llibertá que se propón, pero esti debate llévame a otra custión.

Hai yá tiempu que los neños dexaron de selo a partir de los cincu años, más o menos. Escolarizaos dende bien pequeñinos, son homes y muyeres en miniatura a los que preparen dende’l trubiecu pa ser persones d’ésitu, productives, bien adaptaes pa trunfar na vida. Na guardería, conforme a los horarios llaborales de los padres, que, nel meyor de los casos, ye media xornada, tienen rutines de mayores: papá y mamá salen de casa pa dir a la oficina o a la tienda ya’l neñu a la guardería, el so centru de trabayu.

Nun hai yá dengún resclavu de diversión sinón una dura preparación pa una vida competitiva na que, darwinismu ramplón mediante, namás que trunfen los meyor adaptaos.

Con cincu años más o menos ya tienen profesor d’inglés, xuegos “educativos”, natación o pianu. Cuando lleguen a la escuela daprenden coses útiles, dende lleer ya escribir ata les operaciones básiques matemátiques, cosa que nun recomienda, per otra parte, el modelu educativu de Finladia que, dicen, ye’l meyor del mundiu. Pero, non conformes con un horariu escolar de fábrica’l metal, entamen les actividaes estraescolares: sigui l’inglés, igual el deporte decae o cambia ya’l neñu que facía natación pasa a baloncestu porque na so escuela hai un bon equipu y, si van a colexu d’altu copete, igual ata lu ponen a montar a caballu, nuna pista, eso sí, que cabalgar a lo campesino nun ye cosa de prestixu.

Nun soi espertu nestes materies nin contertuliu habitual espertu en toles materies, pero paezme que la decisión de sacar a los neños de casa, que seguramente ye mídía pensada y bien articulada, yera más necesidá pa los padres que pa los neños.

Nun hai yá dengún resclavu de diversión sinón una dura preparación pa una vida competitiva na que, darwinismu ramplón mediante, namás que trunfen los meyor adaptaos. El neñu, yá cuásique adolescente, nun ficha como pa entrar nuna empresa pero la so cuotidianeidá ye mui asemeyada. De les seyes hores de guardería pasárase a les ocho d’escuela y a les diez o doce de vida “llaboral”. Y, al acabar el día, dempués de xugar un poco col tecláu, pa la cama mayaos, sabiendo qu’el día viniente va ser esautamente igual.

Nun soi espertu nestes materies nin contertuliu habitual espertu en toles materies, pero paezme que la decisión de sacar a los neños de casa, que seguramente ye mídía pensada y bien articulada, yera más necesidá pa los padres que pa los neños. Dase cuenta de repente de qu’un neñu ye un neñu y que, cuando nun tien horariu d’oficina, ye imprevisible, creativu, revolvín… nun debe ser gracioso y, dase cuenta de que nun sabes cómo tratalu debe ser mui frustrante.

Pero esi ye’l modelu que tenemos, unos porque optaron por ello ya otros porque nun tienen más remediu qu’aguantalo. Si esta crisis sirve pa dalgo tamién nesti asuntu, nun taría de más.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/david-m-rivas/soltaran-nenos/20200502103634029079.html


© 2020 El Fielato y El Nora - Noticias del oriente de Asturias

El Fielato y El Nora

Rotativas e Impresiones del Sueve S.L.

Periodistas de Pueblo 1,

33550 Cangas de Onís, Asturias

Tlf.: 985 94 73 73

[email protected] 

[email protected]