miércoles 26.02.2020

Demarcación de Carreteras en Asturias

Las carreteras de Asturias

Ojo, mucho ojo que no me refiero aquí a las carreteras del Principado de Asturias, que suelen ser de menor rango. La Demarcación de Carreteras del Estado es un ente ––de ni se sabe donde–– cuya máxima es el papeleo y la tranquilidad funcionarial. Pero me centro en carreteras curiosonas, como la de Arriondas a Oviedo, N-634, que todos los días la pasa una “despistada” jefaza del socialismo en Asturias y en España. Me refiero a Gimena Llamedo, a la sazón Secretaria de Organización del PSOE (para los despistados, la que manda en todos los Consejeros y hasta el Presidente).

Vuelvo al pavoroso y desastroso departamento de Carreteras en Asturias, que debería velar por nuestra seguridad. Pero me da que velan por la seguridad de su sillón, que de momento sigue siendo “plaza en propiedad”, cuestión que no dudo desaparecerá antes que tarde. No por nada, para que a toda una camada de vagos que deambulan por las diferentes Administraciones, los puedan poner de patitas en la calle, no por nada: por mangantes. No todos lo son, pero como les pagamos (ojo que son servidores nuestros porque cobran de nuestros impuestos), les debemos tener el mismo respeto que ellos a nosotros. Muy poco tirando a menos.

Y ya que estamos, les digo que hay dos puntos muy localizados en el concejo de Piloña, uno a  la altura de Muebles Balbín (cambio de rasante peligrosísimo sin señalizar) y un tremendo salto a la entrada, si vas dirección a Arriondas, cien metros antes de la entrada al Polígono del Lléu.

Pero estos singulares de Carreteras son tan suyos, que justo en la curva antes del puente, que está antes del Karting de Soto de Dueñas según pasas el puente PERMITEN que los coches entren y salgan sin problema, como el acceso a la carretera de Fios, en medio de una curva. Pero en la carretera N-625 entre Arriondas y Cangas de Onís, no permiten girar a la izquierda donde la Renault, Eurosigns y Muebles Recorio, que hay el triple de visibilidad que donde el Karting y en uno se va a 70Km/h y en el otro –el del Karting– a 90. Ole los frescos atributos de estos insensatos funcionarios de Demarcación de Carreteras en Asturias a cuyo frente sitúo a Cesar Fernández Nespral Pérez, que sucede en el cargo a un grande de la ingeniería y que cambió la red de carreteras en Asturias. Un Asturiano tan Asturiano, que se llama Don Ignacio García-Arango Cienfuegos – Jovellanos  e ingeniero de Caminos canales y Puentes de los que uno ha de descubrirse a su paso. Un señor y un profesional como las copas de todos los pinos de Asturias. Un gran trabajador y funcionario de tronío. Don Ignacio  García-Arango, estas cosas que salían en los periódicos, no solo las tenía en cuenta, sino que pedía un informe del asunto que luego visitaba in situ para elaborar el informe pertinente y ACTUAR, no como este Nespral, que en mi opinión “atecha” en su despacho. Y si no atechara  ––como yo pienso–– inmediatamente vendría a resolver asuntos que en su día presuntamente fueron creados por el gran amigo de Francisco Álvarez Cascos por temas “pesqueros salmoneros” Francisco Antonio Caldevilla Pérez, poco menos, no, el amo durante años de estas carreteras. Y escribo amo, porque según fueras de su palo o no, tenías ciertos “permisos”. Si no eras de su cuerda, pues ya sabes. Este señor me viene siempre a la cabeza, porque siendo Concejal del Partido Popular (cuando Cascos era el ministro del ramo) casualmente me llegó una denuncia curiosona que me hizo tirar un almacén de papel que yo creía legal por tener todo estos asuntos en manos del Arquitecto Técnico, Maximino Blanco del Dago, ya fallecido. No lo puedo demostrar pero siempre me viene a la cabeza este episodio. Ni que decir tiene, que yo no era del palo suyo ni de su adorado Cascos.

Me pierdo y regreso a Nespral, para ver si se da una vuelta y deja de atechar tanto. Incluso le puedo explicar cuatro cosines de la nacional 634 en el trayecto Arriondas-Oviedo y de la Nacional 625 en el trayecto Arriondas a Cangas de Onís, donde verá que hermoso aparcamiento para pescadores, hay en  el pozo salmonero de Rozaones, donde Cascos mojaba merucus y Caldevilla le daba vidilla.

En el otro fiel de la balanza “casualmente” hay una señal de prohibido girar a la izquierda en la Renault de Cangas de Onís. Seguramente esos no eran de la vara del pescador y político Cascos.

Insisto, presuntamente el señor Caldevilla y solo él, fue el causante de muchas cosas curiosonas a detallar al señor Nespral, que le importarán un bledo mis ácidos comentarios, hasta que en uno de los puntos descritos se maten una o más personas y yo gustosamente le recuerde que eso ya lo había yo escrito. Pues como el señor Nespral  leerá muy mal, que le vaya bonito que ya le mandaré yo otro “recadito”. Señor, señor, que cruz tenemos con los funcionarios con plaza en propiedad.

Y ya puestos, le mando un afectuoso saludo al sucesor de Caldevilla, que a mi me cae de maravilla, aunque pescamos en diferentes aguas.

Nota: a colación del artículo de la pasada semana, parece ser que casualmente el Interventor de Ribera de Arriba pone pies en polvorosa. Mira que si tuve yo algo que ver...

Demarcación de Carreteras en Asturias
Comentarios