sábado 04.07.2020

El Estado, ese gran enemigo

El Estado, ese gran enemigo

Ya en la decadencia confirmo un a de mis reglas de oro. El Estado fue mi gran enemigo y, dentro del Estado, hay como si fuera muchas “sucursales” las que habitualmente actuarán en tu contra. Estamos en estos momentos todos expectantes a lo que nos van  diciendo los que mandan y, ojo, que hasta en estos momentos “coronaviurarios” andan peleados los del Estado.

A mi el Estado Asturiano (Gobierno del Principado) me quiso echar a morir de hambre por escribir lo que no les gustaba. Al frente de tal operación sitúo al anterior jefe de la Federación Asturiana Jesús Gutiérrez, un mangante que hoy disfruta de la buena vidorra con abundante pasta allá por las cuencas. A tal felonía, se unió el político más nefasto y cara de Asturias: Javier Fernández. Hoy mora en el barrio más “obrero” de Gijón: Somió. A ambos les unía fuertemente el “pegamento” del presunto ladrón José Ángel Fernández Villa, que todavía no entró en la cárcel. Ya entrará.

Todas las que portaban la pancarta a al cabeza de la manifestación del 8M en Madrid, ahora van cayendo infectadas por el coronavirus y esta semana ya verán cuantas más caen.

Pues estos dos, que son más falsos que el Espíritu de Judas, con una jugada habitual del Estado (lo hacen siempre) cortó la publicidad legal de EL FIELATO que años atrás era entre 100-125.000 euros a 0. Eso, en 8 años sumarán unos 900.000 euros, que casi me arruinan, pero solo casi. Y no se asusten de la cantidad, que a otros medios esa cantidad era de millones de euros, de acuerdo con el grado de obediencia y sumisión. Pero pude con el Estadín Asturiano y, hasta que me jubilé, estos desgraciados antes citados ––junto con todo su empresa FSA-PSOE–– intentaron matarme. ¿Que miento?: pregúntele a su alcalde, que aún siendo del PSOE no se lo podrá negar. Son unos golfos (no todos, que generalizar es malo) y son los mismos que conforman el Estado actual PSOE-PODEMOS y sus Marqueses de Galapagar; Partido Popular y lo que usted quiera echar. Pero les voy a poner unos ejemplos de estos días, para que vean quienes nos mandan y  cada parroquiano que saque sus conclusiones:

Todas las que portaban la pancarta a al cabeza de la manifestación del 8M en Madrid, ahora van cayendo infectadas por el coronavirus y esta semana ya verán cuantas más caen. Si son malos hasta para ellos: ignorantes (con licenciaturas y máster obtenidos d’aquela manera “Cifuentes”) a sueldos de oro, que enchufan en su “empresa” a familiares y amigos a sueldo de oro. Los ministros y, Marqueses de Galapagar, Irene Montero y Pablo Iglesias, ocupan la vicepresidencia del Estado y un Ministerio. Ná, unos 300.000 euros por coleta (que ambos la tienen). Y así todos. Menuda tropa.

Pero vamos a ver: supuestamente el que dirige toda esta plaga debería saber la situación y autorizó a su hija a meterse, no en su casa, como ahora nos obligan con multas impresionantes si no cumples, sino en la manifestación del 8M.

Pero no crean que son los del PSOE solos. Los de VOX (en las antípodas del PSOE) van y organizan un mitin con un fulano tosiendo a todo toser y sudando. El señor y diputado formante del Estado actual, Ortega Smith, presidía un acto junto con el otro diputado Santiago Abascal en Vistalegre ante 9.000 entusiastas seguidores. Pa matalos. No lo ven:

EL ESTADO ES SU MAYOR ENEMIGO

Pero me voy ahora al “Estadín” del Principado de Asturias. Unos ejemplos recientes:

Un señor por la zona de Llanes lleva unos diez años esperando por una licencia de obra para hacer una casa. En Londres, donde también vive, para eso mismo tardó un mes.

Un señor que quiere poner una granja de gochos aprovechando monte público y así contribuir a paliar los incendios (otro día les escribo del “negocio “ de los incendios) lleva diez años esperando. Los ganaderos llevan décadas viendo como los del “Estadín” Asturiano los “protege” ante el lobo, defendido por decenas de Asociaciones que tienen acongojado al los del “Estadín”. Y ya para rematar, por ser de las últimas:

Los pescadores de Llanes que llevan años pidiendo que se drague en condiciones su puerto, hasta que un infeliz y desamparado por el “Estadín” Asturiano, ve como su pan y su barco se van a pique. Ya verán cuantos más “barcos” de esos autónomos que tienen un empleado o diez se van a pique. Otra vez: EL ESTADO ES EL MAYOR ENEMIGO DE LOS CIUDADANOS.

Nota: no puedo considerar Estado a los Ayuntamientos, vapuleados por el ESTADO en mil asuntos.

El Estado, ese gran enemigo
Comentarios