domingo 05.07.2020

Por si no llego a los treinta

El lunes día 15, es decir antes de ayer, se cumplía para mi una fecha entrañable. Ese día  de junio, hace casi TREINTA años, nacía este Su Periódico. Era una pequeña revistina que salía quincenalmente, con mi sueño de algún día poder ser un periódico. Y como no tengo muy claro si llegaré a ese XXX aniversario –que me prestaría mucho– echo hoy la última Carta del exdirector, en el periódico por mi creado.

Si hubo una misión DE MUCHOS durante estos casi treinta años fue cerrarnos. La libertad de expresión va a menos, menos y menos. En aquellos comienzos uno denunciaba cosas que al Grupo Amigos de Parres no les gustaba.

despedida-susana

 Despedida a la directora Susana Peruyera en la que estábamos todos los de EL FIELATO. (Foto de 1998)

La Rotativa más cerca que encontré estaba en el Diario Segre de Lérida. Los Catalanes son muy serios y trabajadores. Madre mía, pensaba yo, vamos a imprimir a unos 700 Km. de aquí y con poca autopista (desde Castro Urdiales). De esa manera siguió EL FIELATO, para fastidio de unos pocos y deleite de miles

En el segundo año de EL FIELATO se incorporó Susana Peruyera. Casi le dio un síncope cuando a los dos meses de incorporarse le anuncié que íbamos a salir todas las semanas en formato periódico. Pasamos de 5.000 revistas a la quincena a 5.000 periódicos semanales (duplicamos la tirada) y en ascenso imparable. Porque los panaderos pedían más, más y muchos más ejemplares. La publicidad daba para lo justo tirando a menos y, un buen día, como a los tres meses de salir en formato periódico, el segundo espasmo de Susana. Le espeté: dentro de 15 días pasarás a ser la nueva directora de EL FIELATO. Lo pensó, y la única condición que puso fue que si era directora ejercería y lo que no le gustara de lo que yo escribiera a la papelera y punto. Acepté el asunto y fue directora. Imprimíamos en la rotativa de Hersant de Oviedo, hasta que un  buen día me dicen que en dos semanas cierran y que me busque la vida. Santo cielo, de esta si que nos cierran, no los políticos y demás: la tecnología. Pero tampoco nos cerraron y salió en su día. Nos fuimos a imprimir en La Crónica de León. A los seis meses y de abrupta manera, nos dijeron que o pagábamos el doble o no nos imprimían.  La Rotativa más cerca que encontré estaba en el Diario Segre de Lérida. Los Catalanes son muy serios y trabajadores. Madre mía, pensaba yo, vamos a imprimir a unos 700 Km. de aquí y con poca autopista (desde Castro Urdiales). De esa manera siguió EL FIELATO, para fastidio de unos pocos y deleite de miles. Y cierro el capítulo técnico para pasar a los tres grupos que casi nos cierran:

El Primero la tecnología y las rotativas ya explicado.

El segundo, Cáritas, de la mano del ínclito Alberto Reigada Campoamor director de Cáritas (cariotas como dice un amigo). Creé  el periódico Sin Techo y llegamos a vender más de 20.000 ejemplares a la quincena. Incumpliendo el contrato firmado, el cura que en Dios no cree, pero se sirve de Él para vivir como un “cura”, nos echó sin contemplaciones. Nunca me olvidaré de tan mezquino y golfo sujeto. No nos cerró porque la misericordia de Dios es infinita. Si lo quieren conocer, ejerce de párroco en La Tenderina en Oviedo.

Después de 29 años y con gran pena dejo de escribir en este SU Periódico, que siempre incido en que es suyo –de mis parroquianos–  porque sin ustedes no podría llegar hasta donde llegué

El tercero que casi nos cierra, fue el presidente de Asturias Javier Fernández, con la inestimable ayuda del diputado Jesús Gutiérrez, secretario de la FSA y su escudero, el periodista J.M. Piñeiro, que hoy sigue siendo el jefe de gabinete del actual presidente. Tampoco pudieron.

DESPEDIDA

Después de 29 años y con gran pena dejo de escribir en este SU Periódico, que siempre incido en que es suyo –de mis parroquianos–  porque sin ustedes no podría llegar hasta donde llegué. El mes que viene cumplo 66 años y cansé. Fueron 29 años de lucha para que a ustedes les llegaran y les sigan llegando los 40.000 periódicos que se editan todas las semanas.

Y ya puestos, si alguno se quiere despedir personalmente, mi correo electrónico ahí lo tienen. Y por correo normal con poner Borja Fíos (PARRES), también llegará. Como barrunto que no llegará ninguna despedida, vía mail o correo postal, menos que dar a la tecla para responder, que ya le di bastante. Hasta siempre.

Por si no llego a los treinta
Comentarios