domingo 29/11/20

“Cuando La Sociedad Te Aparta Por Ser Mayor”

Hay que llegar a ser mayor, para ver lo que las gentes sin preparación y mucho ímpetu juvenil hacen e hicieron a lo largo de los tiempos con los mayores. Les confieso que todos mis profesores y las gentes de las que más aprendí y aprendo, son la gente mayor.   Nunca me entusiasmaron los doctos eruditos, pero me encanta hablar con ganaderos, industriales, comerciantes y otros muchos, que como son mayores tienen  algo que los jóvenes por motivos obvios no pueden tener: EXPERIENCIA.

Corren tiempos muy complicados para los sabelotodos jóvenes, con lo cual si a lo que nos enfrentamos en estos tiempos del Covid no contamos con la gente mayor, la ciudadanía lo pasará mucho peor.

Un gran editor y periodista, dueño de unos cuantos medios  –que es mayor que  yo– me escribió hace pocos días esto que me prestó por la vida:

“Ser periodista es muy difícil y ser periodista y empresario, la reostia. Exige mucho sufrimiento. Un gran abrazo”.

Pero me llega por Whatsapp un resumen con unos datos que dan que pensar y que seguramente a los jóvenes que todo les vino dado y hecho, no les dirán nada. A usted, amadísimo parroquiano que sabe de lo que escribo, si le dirán. A la vez constatará que es real, lo que adelante escribo. Vendría bien que usted parroquiano lector se lo leyera a esos nietos o sobrinos que se creen el no va mas y no hacen caso a nada. Máxime, si sus mayores logros fueron no hacer nada. Como mucho, concluir unos estudios universitarios con trabajo poco remunerado, mantener el negocio familiar, siempre a menos y echando culpa de sus males a los tiempos o las témporas. Sin lugar a dudas a la gente mayor que hay que echar. Cosas de ignorantes y soberbios.

DATOS

1º.- Pablo Picasso. “Cuando me dicen que soy demasiado viejo para hacer algo, procuro hacerlo enseguida”. Nunca dejó de crear.

2º.- Giuseppe Verdi, 17 años después de haber dejado de componer, a sus 74 años, compuso la ópera Otello. Para mi la más guapa junto con Nabucco. Ojo, que a la mayoría de los jóvenes la música clásica y los clásicos no les atraen. Lo suyo es el “chunda, chunda”. Y de los que ese arte nos agrada dicen despectivamente: cosas de viejos elitistas.

3º.- Carmen Martín Gaite escribió mas de la mitad de su obra pasados los 60 años.

Hoy la sociedad ensalza ideas de “juventud”, “modernidad”, lo novedoso  y, sobre todo, lo “productivo”; y parece que solo los jóvenes reúnen todo eso.

Pienso que no es así. La vitalidad, la curiosidad, la pasión y creatividad no tienen edad.

Uno, a sus 37 años comenzó a crear este su Periódico al que siguieron con mayor o menor éxito EL FIELATO, EL NORA, SIN TECHO (apropiado genuinamente por Cáritas y el actual párroco de la Tenderina, Alberto Reigada Campoamor), EL NARCEA,  Diario LA CAPITAL, Llanes Hoy, Siero Hoy, Las Ilusiones  y decenas de periódicos especiales informativos. Nadie, nadie podrá quitarme la legítima ilusión de seguir creyendo en la prensa escrita y obligarme a que deje de pensar en ello. Algunos lo intentan, pero me da que no lo podrán lograr.

Son jóvenes que dudo puedan plasmar en un papel lo que yo les acabo de escribir.

Vienen muy malos tiempos para la prensa escrita y digital (de la que conozco muy poco, pero la utilizo mucho). Ambas son muy necesarias para la normal convivencia. Los jóvenes prefieren informarse por Whatsapp o Twitter. Unos canales donde las mentiras –que llaman Fakes– están tan bien hechas que parecen verdad (todo en inglés para destruir nuestro hermoso idioma, plagado de anglicismos). Encima el autor de esos Fakes nunca se sabe quien es. Los políticos descubrieron que con estas herramientas se accedía al poder fácilmente. Trump y Bolsonaro, son ejemplos palpables.

Hoy dedico estas líneas a las gentes mayores que con su esfuerzo trabajo y tesón dieron a estos jovenzuelos lo que hoy tienen y dudo sepan conservar. La mayoría de ellos no luchó por tener nada. Eso sí, manejan maravillosamente la burocracia para meternos en una residencia de ancianos, para que nos muramos como hoy está pasando en tantas y tantas residencias de mayores. La vida es así.

“Cuando La Sociedad Te Aparta Por Ser Mayor”
Comentarios