sábado 5/12/20

Europa: 70 años

El 9 de mayu de 1950 el ministru d’esteriores francés, Schuman, llamaba a la unión de les polítiques de carbón y d’aceru de Francia y Alemaña, y convidaba a toles democracies a xunise al pautu. Yera dalgo importante. Combinar les polítiques d’aceru y carbón yera tanto como dicir que la política de defensa diba ser única. Ehí ñaciera lo que güei ye la Unión Europea. Europa, dizmos la mitoloxía griega, yera una princesa fenicia a la que Zeus, un prepotente dios como Yaveh, aparentando ser un mansulín güé, raptara. Y, evidentemente, follárala. D’aquella violación naciera la cultura, naciera occidente.

Yá los estoicos mos falaran de una polis universal, d’una república abierta a tolos seres humanos, idega que san Agustín plasmara na so “ciudá de dios” y que los escolásticos de Salamanca, con Francisco de Vitoria al frente, recuperaron naquel tremendu sieclu XVI.

Dende Grecia y Persia aquella Europa yera dalgo escuro, onde morría’l Sol. Pero los romanos llevaron el “sol invictus” ata Escandinavia, ata Xermania, ata Ibernia… Años dempués dos reinos llevantaron, contra la barbarie del norte y del sur, la idega d’Europa: Francia y Asturies. Carlomagno y Adefonso II creyeron n’Europa como nación, como cultura, como civilización. Inventaron inclusive una ruta iniciática, la de Compostela, pa encadarmar ideolóxicamente aquel suañu d’una Europa lliberada del brutal Zeus, lliberada pola cruz y la espada de francos y astures. Más lluéu vinieron los imperios, Carlos d’España y Alemaña, Napoleón, y los fascismos de Hitler y Mussolini. La idega d’Europa quedó amatagada. Pero quedaba ehí la ensoñación paneuropea de Kant, que, na so idega de “paz perpetua” de 1795, falaba de “la formación de gobiernos democráticos, la instauración d’una federación d’estaos llibres y la constitución d’un drechu cosmopolita”.

Yá los estoicos mos falaran de una polis universal, d’una república abierta a tolos seres humanos, idega que san Agustín plasmara na so “ciudá de dios” y que los escolásticos de Salamanca, con Francisco de Vitoria al frente, recuperaron naquel tremendu sieclu XVI.

El Banco Central diz obedecer al parllamentu d’Estrasburgu y a la xusticia de Luxemburgu y nos a lobbies nin a estaos soberanos, por mui potentes que seyan, como ye’l casu d’Alemaña. Ye bona cosa. Igual dalgo ta cambiando n’Europa.

Schuman dixo, clarividentemente, qu’Europa nun diba facese d’una tacada, sinón con reallizaciones concretes que fixeran solidaridaes de fecho. Y asina fora. Lo que güei ye la Unión Europea nun se fixera al mou constitucional, sinón al funcional. Pasín ente pasu fueron los estaos dando competencies a la gran nación, a Europa.

Salgamos de les ñeblines de la historia. Lagarde y De Guindos acaben de ponese firmes contra Alemaña en defensa de les instituciones de la Unión Europea. El Banco Central diz obedecer al parllamentu d’Estrasburgu y a la xusticia de Luxemburgu y nos a lobbies nin a estaos soberanos, por mui potentes que seyan, como ye’l casu d’Alemaña. Ye bona cosa. Igual dalgo ta cambiando n’Europa.

Son setenta años. Voi permitimer dicir, dende la mio modesta casería de Villaviciosa, que ¡puxa Europa!

Europa: 70 años
Comentarios