viernes 27/11/20

La nuea PAC que mos vien

La nuea PAC

Tamos escontra una situación nuea na política agrícola europea (PAC) que va afleutar d’un móu mui importante a la economía asturiana y, concretamente, al desendolcu del so sector primariu y del bientar y calidá de vida de los habitantes del mundiu rural, seyan productores agropecuarios o d’otros sectores. Pa entender cómo funciona la PAC ye mester volver a recordar cuálos fueron los principios que la informaron dende l’entamu y que, dafechamente, la siguen informando: asegurar la renta campesina, abastecer los mercaos internos europeos y caltener los precios finales nunos niveles aceptables.

Embaxo estos principios, el campu ya’l sector agropecuariu necesiten regulación. Nun pueden quedar al albur de les lleis del mercáu, unes lleis que sí son eficientes notros sectores, tampoco en tóos, pero que son particularmente ineficientes n’agricultura. Los economistes reconocen tres lleis agrícoles, nel sen de “tendencies”, qu’esi ye’l significáu de la palabra “llei” nes ciencies sociales.

Los criterios aprobaos pa la PAC, qu’abandonen los programes de la vieya agricultura sostenible en favor d’una nuea visión agroecolóxica, que vien ser prácticamente lo mesmo pero con definiciones más precises, traten de conciliar protección del mediu y producción pero, y d’ehí la importancia de facer un bon usu,...

En primer lugar, King demostró qu’una pequeña oscilación al alza de los niveles de producción provoca cayíes mui fuertes nos precios del mercáu y, en consonancia, una menor oferta xenera fuertes ellevaciones d’esos precios. En segundu llugar, Turgot comprebó que ye n’agricultura y na ganadería onde se cumple con mayor intensidá la llei xeneral de los rendimientos decrecientes, por cuanto les utilidaes marxinales tienden a ceru, esto ye, en román paladín, que la utilidá del últimu día de gües puestu n’usu ye más pequeña que la del anterior. Y, en tercer llugar, tenemos la más vieya de les tres lleis: Engel demostrara cuantayá que la capacidá de consumu de productos agrarios por personsa ye mui llimitada.

La nuea PAC entrará en vigor del 1 de xineru de 2023, colo que 2021 y 2022 sedrán años de transición nos que se van aplicar los criterios aprobaos de recién pero coles normes anteriores. El casu ye que llegarán a Asturies pa esti 2021 entrante 117 miyones pa polítiques agroambientales o, más bien, como suma de les polítiques concurrentes agropecuaries y medioambientales, de los  3.723 que-y correspuenden a España de los fondos europeos.

Los criterios aprobaos pa la PAC, qu’abandonen los programes de la vieya agricultura sostenible en favor d’una nuea visión agroecolóxica, que vien ser prácticamente lo mesmo pero con definiciones más precises, traten de conciliar protección del mediu y producción pero, y d’ehí la importancia de facer un bon usu, más eficaz ya eficiente, con menor volume de tresferencies directes a los agricultores y ganaderos, poniendo como llímite 100.000 euros por esplotación.

Queda al marxe de les aídes directes de la Unión Europea lo que ye la verdadera pieza básica: el plan de recuperación y resiliencia.

Esta perspectiva amuesa un meyor equilibriu ente aspectos económicos y ambientales, mui en consonancia, amás, cola protección d’un modelu familiar d’esplotación sofitáu no que llamen, con esa zuna d’inventar pallabres que más confunden que illuminen, “arquitectura verde” por mediu de los “ecoesquemes”. De toles formes, nun paez que vaiga haber incertidume porque’l 20 por cientu de les aídes va tar sometíu a esos ecoesquemes.

Eso sí, queden los ganaderos y agricultores que perciban los fondos sometíos a compromisos medioambientales que van dende l’emplegu de productos fitosanitarios naturales o non llesivos pa col mediu, nun practicar formes de maltratu animal y respetar les especies xabaces protexíes pola llei. De lo contrariu, el riesgo de carecer de sanciones muncho más dures de les actuales sedrá bien altu.

Queda al marxe de les aídes directes de la Unión Europea lo que ye la verdadera pieza básica: el plan de recuperación y resiliencia. Esti plan dota al reinu d’España con 59.000 miyones d’euros, pero nun marca dengún repartu tarrentorial. D’sta manera, los fondos que pudieran llegar a Asturies dependerán de les alcordaes del gobiernu central coles comunidaes autónomes. Y, dao que la historia ye la mayestra de la vida, atendiendo a esa historia, nun tamos los asturianos como pa ser mui optimistes colo que mos llegue de Madrid.

De fechu, anque seya otru cantar, nel proyectu de presupuestos pa 2021 a Asturies cuerrespónden-y directamente 378 miyones d’euros. Lloñe quedaron los 1.000 de 2007, los 1.018 de 2008, los 1.019 de 2019, pa dir caendo ata los 232 de 2018 o los 231 de 2020. La inversión estatal n’Asturies va ser asemeyada a la de 2000 y namás más alta que la de 1999. Tamos falando d’euros corrientes, ensín aplicar deflactores… pero ye que pasaron ventidós años.

La nuea PAC que mos vien
Comentarios