viernes 25/9/20

Pandemia

Crisis del Coronavirus

Voy a hacerles un cursín de matemáticas. Si estudio lo que pasó en el crucero Diamond Princess que recaló en puertos japoneses durante meses con un patrón italiano al frente (que a los virus les gustan las coincidencias), a mí me salen unas cuentas del copón: un barco con 2.700 personas de las cuales 700 se pusieron malas y 11 muertas. En un mundo de casi 8 mil millones de almas, eso se traduce en 2 mil millones malos y en 30 millones de muertos. Ahí lo tienen. Para que vean que mis profesores de EGB no perdieron el tiempo al enseñarme una regla de 3 que he redondeado para no aburrirles con los céntimos.

A ver si me libro de estar entre los 30 millones. Si me salvo es porque me lo he ganado. Me lavo las manos, mantengo distancia de seguridad, me quedo en casa y no toso sobre los demás, aunque se lo merezcan. Soy una ciudadana responsable. Eso es. Muy diferente de lo que ha pasado en algunos países con un tráfico de virus de región a región que es de traca. Y es que cuando hay una pandemia de virus es cuando se aprecian las epidemias de gilipollas.

Se tomaron medidas tardías porque Sánchez está preso de sus pactos por un lado y de su propia incapacidad por otro. Una banda de payasos patéticos son todos.

Vencer a la peste es mucho más fácil en una dictadura, te dicen que te quedes en casa y te quedas porque si sales te pegan dos tiros y a otra cosa. En democracia es mucho más difícil, se recurre a la responsabilidad individual y ahí se ve que hay poca en general, porque igual pesa un voto de un premio Nobel que el de un tonto del culo.

Siempre he dicho que los españoles tenemos los políticos que nos merecemos y aunque me cueste tengo que desdecirme, son muchísimo peores, cuantos más votos los avalan más sinvergüenzas se vuelven.

Se tomaron medidas tardías porque Sánchez está preso de sus pactos por un lado y de su propia incapacidad por otro. Una banda de payasos patéticos son todos. Sobremanera que tenían el ejemplo catastrófico de Italia, y ya saben aquello de “cuando las barbas de tu vecino veas cortar …”

Y cuando esto acabe y echemos las cuentas, a lo mejor nos arrepentimos de todo lo que hemos hecho mal, de nuestro afán por comerle terreno a los animales, destrozando el ecosistema.

Las matemáticas son ilusión, los números solo dicen lo que tú quieras que digan. Como los 30 millones de muertos no se sabe en qué países van a caer yo creo que el reparto no va a ser proporcional y a lo mejor España se lleva una buena parte de los cadáveres. Y con eso arreglamos el paro, la carga de las residencias de ancianos y de las pensiones en un pis pas. Pues es verdad, Spain is different que diría Trump, otro listo que mata los virus a puñetazos y así les va a los americanos.  

Ah, y para que no me critiquen, les informo (aunque no les interese) que los franceses no son más disciplinados, pero el gobierno es más firme, los científicos más preparados y el sistema sanitario tiene más medios. Y eso ayuda.

Y cuando esto acabe y echemos las cuentas, a lo mejor nos arrepentimos de todo lo que hemos hecho mal, de nuestro afán por comerle terreno a los animales, destrozando el ecosistema. En la naturaleza solo somos una especie como las demás. Eso sí, más depredadora, egoísta y despiadada, pero igual de mortal. Y aunque a nosotros nos dé mucha pena, a la Tierra y a sus otros habitantes se les deben de estar ocurriendo ideas de lo más prometedoras sobre el futuro de la humanidad. Y es que desde que los seres humanos tosen y se ahogan, el planeta y sus otros habitantes respiran mucho mejor…

Pandemia
Comentarios