jueves 02.04.2020

El violador boliviano

El violador boliviano

El violador boliviano

Tengo el presentimiento de que a los delincuentes extranjeros les sale más caro su delito que a los que son de nacionalidad española, como consecuencia de la posibilidad de que una vez cumplida su sentencia se les expulse de nuestro país, lo que no deja de ser una desigualdad manifiesta y una forma discriminatoria de abordar el castigo a quien incumple las leyes.

Recientemente un joven boliviano fue detenido acusado de un delito de violación que parece que cometió y por lo que fue condenado a un número determinado de años que establece el Código Penal. Según la sentencia, una vez cumplida la pena, el joven será expatriado a su nación de origen.

  Abstraigámonos de la naturaleza del delito. Una violación es un acto repugnante que debe ser castigado con todo el peso de la ley y parece ser que este ha sido el caso. Pero si el violador hubiera nacido en España, y no en Bolivia , cumpliría su castigo y después volvería a la calle. Es cierto que la jurisprudencia impide que un nacional sea extraditado de España, pero no parece justo que el extranjero cumpla más pena que el español  por el único hecho de no haber nacido en nuestra patria.

Los casos que conozco de extranjeros que son enviados fuera de España por haber delinquido se circunscriben a naturales de países fuera de Europa o alejados de nuestro continente y de la Unión Europea. No quiero ver en ello una forma de aporofobia en relación con otros extranjeros de países ricos, pero curiosamente no tengo constancia de franceses, alemanes o británicos que después de haber estado en la cárcel sean enviados a su país de origen.

Que yo no tenga constancia no significa que no existan, pero me da la impresión de que las causas de expulsión se limitan a aquellos casos que tienen una cierta influencia con el origen del delincuente o sus naciones tienen poco peso en el concierto mundial. También es verdad que el derecho de residir en cualquier país de los ciudadanos de la UE hace muy difícil expulsarles de nuestro territorio, salvo que haya una disposición legal, que yo desconozco, y que les pueda negar la entrada en nuestro territorio.

Sea como sea, parece inadecuado que un delincuente, por el mero hecho de ser extranjero, tenga que someterse a la expulsión de nuestro país después de cumplir la condena y un español, no. No digo que la decisión sea demasiado injusta, pero parece que existiera una doble vara de medir. Pudiera ser que el extranjero cumpliera la pena en su país de origen y de esta forma eludiera la expulsión, pero creo que hay naciones que no se avienen a esta circunstancia y en el fondo, la expulsión también se produce porque es en otro lugar donde se cumple la sentencia.

Me gustaría que el asunto tuviera trascendencia jurídica más allá de mis propias opiniones, porque lo que me interesa es saber las razones por las que un mismo delito tiene más pena (la expulsión) en función de quien lo cometa.

El violador boliviano
Comentarios