viernes 26/11/21

Susto en Covadonga

El despiste de un conductor quedó afortunadamente en anécdota ya que no hubo que lamentar ningún daño personal. El caso es que un turismo de la marca BMW quedó atascado en la escalinata que separa el Gran Hotel Pelayo de la entrada principal de la Santa Cueva, en Covadonga. El conductor debió pensar que la escalera era un vial y ni corto ni perezoso allí enderechó su vehículo cuyo tren delantero llegó a bajar cinco escalones, hasta que los bajos del vehículo trabajaron.

Un BMW en la escalinata que separa el Gran Hotel Pelayo de la Santa Cueva de Covadonga
Comentarios