miércoles. 10.08.2022

Nueve años y nueve meses de cárcel por intento de homicidio, de robo y lesiones. Es lo que pide la Fiscalía del Principado de Asturias para el hombre que, en diciembre de 2020, atacó a una vecina de Lledías (Llanes) en su domicilio, al que accedió en un intento de robo.

Ahora, dos años más tarde, la Fiscalía considera que los hechos, agravados por ir cubierto y confesarlos, son constitutivos de un delito de robo con fuerza en casa habitada (para lo que pide 1 año y 9 meses de prisión)

Según detallan, el acusado saltó el muro de la parcela en la que se encuentra la vivienda a las 9:15 horas del 6 de diciembre de 2020. Conocía a los inquilinos porque, en ocasiones pasadas, le habían prestado dinero. De ahí que en su ataque llevara una mascarilla para que no lo identificaran. Saltó sabiendo que los propietarios “guardaban la recaudación del estanco que regentan” en la localidad de Posada. Una vez dentro, “se ocultó en el interior de una caseta de aperos -a escasos metros de la vivienda principal- a la espera del momento propicio para acceder al interior de la casa”. Sin embargo, el plan se torció cuando la dueña de la vivienda sorprendió al atracador y éste reaccionó cogiendo una maza y golpeando a la mujer “repetidas veces” en la cabeza. Aquella agresividad le provocó a ella “un traumatismo craneoencefálico grave que, de no haber recibido asistencia sanitaria urgente, las lesiones le habrían producido muy probablemente la muerte”. Tuvieron que pasar 321 días para que se curara y, a día de hoy y a modo de secuela, “tiene una pérdida parcial de olfato y parálisis del nervio torácico largo derecho, que provoca dolor y limitación funcional del hombro de ese lado, sobre todas para las rotaciones”.

Cuando el esposo de la agredida se percató de lo sucedido acudió a la caseta. Se inició un forcejeo. El atracador golpeó con puñetazos y patadas al dueño de la casa, y éste, en un giro, pudo quitarle la mascarilla. Supo entonces de quién se trataba y el atracador huyó del lugar. De la pelea el agredido conservó durante 14 días hematomas, erosiones en la cara y dolor en el costado derecho.

A las 14:19 horas el atracador confesó en las dependencias de la Guardia Civil. Justo antes había enviado un mensaje al dueño de la casa preguntándole por su esposa y pidiendo perdón ambos.

Al día siguiente, el 7 de diciembre, se acordó la prisión provisional.

Ahora, dos años más tarde, la Fiscalía considera que los hechos, agravados por ir cubierto y confesarlos, son constitutivos de un delito de robo con fuerza en casa habitada (para lo que pide 1 año y 9 meses de prisión); un delito de homicidio en grado de tentativa (para lo que pide 8 años de cárcel y una orden de alejamiento durante 13 años) y un delito leve de lesiones (para o que pide una multa de 12 euros diarios durante 45 días).Además, pro la vía de responsabilidad civil, la Fiscalía solicita que el procesado indemnice con 20.000 euros por los daños y perjuicios causados a la mujer; y con 500 euros al hombre.

El Ministerio Fiscal presentó ya su escrito al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Llanes.

Piden nueve años de cárcel por intento de homicidio a una mujer en Lledías, Llanes
Comentarios