domingo. 26.06.2022
El Corral del Indianu estrena cocina, de la prestigiosa casa italiana, Marrone

«Un sueño de cocina»

corral-indianu-cocina-marrone-02
José Antonio Campo Viejo en la nueva cocina de El Corral del Indianu.

José Antonio Campo Viejo empezó 2022 viendo como se cumplían dos de sus sueños. Uno fue un regalo del colectivo Amigos de Parres, el Premio Fayuela, por su iniciativa de cocina solidaria que llevó menús a diario, durante las semanas más duras del confinamiento, a los hogares del concejo que más los necesitaban. «Cuando yo aterricé en Arriondas le daban el Premio Fayuela a Ramón Llamedo Olivera, “El Roque”, todo un personaje al que siempre veneré, aquel día me dije, me gustaría que algún año me lo dieran a mí también. Ya lo tengo, pero además es un premio que se hace extensible a todos los que colaboraron en aquella iniciativa de llevar la comida a los que más la necesitaban durante el confinamiento».

¿Quién no quiere un Ferrari o un Lamborghini? Marrone es eso

El otro sueño con el que empezó este año es su nueva cocina, el flamante “laboratorio” donde terminan plasmándose en el plato las ideas que bullen en la cabeza del cocinero cangués, que es Hijo Adoptivo de Parres.

«Siempre quise tener una cocina Marrone. Los italianos son unos genios en este campo. En el mercado hay fantásticas marcas de cocinas, como las hay por ejemplo de coches pero, ¿quien no quiere un Ferrari o un Lamborghini? Marrone es eso», asegura.

La nueva cocina de El Corral del Indianu permite al cocinero hacer algo que llevaba tiempo queriendo hacer, que los clientes puedan ver al equipo de cocina en acción, trabajando en pleno servicio. «Ahora el cliente puede tomarse un vermú, un aperitivo..., en la cocina, antes de sentarse a la mesa. Hace unos días me decía una habitual de la casa, “esta cocina parece un quirófano”, y tiene razón, porque es una cocina sin una sola junta, aséptica y también sostenible, porque es al 50% eléctrica y de gas», abunda Campo Viejo.

corral-indianu-cocina-marrone-05

La cocina Marrone se ha convertido en la herramienta perfecta para un cocinero que cocina de manera artesanal, algo que él defiende desde el día que abrió las puertas de El Corral del Indianu, en mayo de 1996, «hago una cocina artesanal, todo pasa por mis manos, por muy presente que esté la tecnología en la cocina». Artesanal y también rural, son los dos adjetivos de los que nunca se aparta Campo Viejo para definir su cocina, que le han valido para revalidar año tras año la Estrella Michelin, que recibió por primera vez en 1999.

El “nuevo” Corral del Indianu estrena también una estupenda bodega. «Hace años que quería darles a los vinos el lugar que se merecen en esta casa y creo que ahora lo hemos conseguido», sentencia el chef. La nueva bodega es lo primero con lo que se topa el comensal al atravesar la puerta de entrada del restaurante. Un espacio que asemeja a una biblioteca con las botellas dispuestas como si fuesen los libros en cuyos lomos pueden leerse referencias de España, Francia, América... Una grata sorpresa para los amantes de los vinos.

corral-indianu-cocina-marrone-04
Campo Viejo, el pensador.

En el proyecto de la renovación de la cocina de El Corral del Indianu trabajaron, además de IGR Hostelería, Módulo Muebles de cocina e interiorismo, Cholo Construcciones y Electricidad e Iluminación Javier Feliz.

corral-indianu-cocina-marrone-06

«Un sueño de cocina»
Comentarios