miércoles 18/5/22
SOCIEDAD

«Negociar supone tiempo, muchas veces poco valorado, pero yo soy partidaria de los arreglos extrajudiciales»

Para mi es importante informar sin prisas, de forma clara, dar un trato personalizado y buscar la mejor solución para el cliente, que no siempre ha de ser la de ir al Juzgado.

Myriam Castaño, que fue la responsable del Centro Asesor de la Mujer en el Oriente de Asturias durante 24 años, tiene ahora su despacho profesional como Abogada en Oviedo, frente al Palacio Calatrava, a sólo unos pasos de los Juzgados, por lo que sigue estando muy vinculada con la población de los municipios del Oriente con la que trabajó de cerca muchos años.

– ¿Por qué dio el paso de abrir despacho profesional?

– Con la extinción de la Mancomunidad de Concejos del Oriente se suprimieron diversos servicios, y entre ellos el Centro Asesor de la Mujer. Decidí abrir mi despacho y es algo estimulante y enriquecedor a nivel profesional y personal.

Creo que tengo mucha suerte de reiniciar la vida laboral, pero con el bagaje y la experiencia que dan  los años al frente de las responsabilidades que tuve.

– ¿Qué ofrece a sus clientes?

– Para mi es importante informar sin prisas, de forma clara, dar un trato personalizado y buscar la mejor solución para el cliente, que no siempre ha de ser la de ir al Juzgado. La gente percibe cuando su abogado se implica y se entrega a su problema. Creo que el cliente  ha de sentirse arropado por su Abogado y confiar, ese es uno de mis principales objetivos.

– ¿Es fácil llegar a la solución negociando?

– Las negociaciones no suelen ser fáciles. Negociar supone dedicar mucho tiempo, que no siempre es valorado, pero yo soy partidaria de la mediación, del arreglo extrajudicial.

– Tantos años al frente de un Centro Asesor de la Mujer... ¿Su despacho tiene cariz feminista?

– Entre mis clientes hay tantos hombres como mujeres, y yo no deseo limitarme a un solo género.  Me enriquece atender y escuchar ambas posiciones, entre otras cosas porque el saber cómo piensan unos y otros me facilita el modo de llegar a acuerdos.

– ¿En que le ayuda su experiencia anterior a la hora de trabajar como Abogada?

– En las causas de familia, por ejemplo. Tantos años atendiendo problemas de lo más diversos con  familias, me ha proporcionado un especial conocimiento en ese campo. Muchas veces hay que hacer de psicólogos, emplear mucha paciencia y comprensión pero sin olvidar que el trabajo que de mí se espera es que sea buena jurista y que aporte soluciones.

– Pero, ¿lleva usted casos de todo tipo?

Civil, Penal y Laboral son los tres campos básicos. Desde reclamaciones frente a Comunidades de vecinos prestando asistencia legal en aquellos problemas derivados de la convivencia entre los distintos propietarios, hasta desahucios, problemas derivados del alquiler, reclamación por daños y perjuicios , impagos,  o todo lo relacionado con herencias, accidentes, etc.. 

– ¿Causas en el ámbito del consumo también?

– Cada día más. Hoy en día son muchas las reclamaciones de los particulares que se ven literalmente indefensos ante determinadas prácticas de las compañías de telefonía móvil y fija, compras por  internet, fraudes en viajes, inclusiones ilegítimas en ficheros de morosos, clausulas abusivas en los contratos, etc…

Siempre le digo a la gente que no se desgaste por teléfono, que todas las reclamaciones queden por escrito. Hay que insistir en que  pidan asesoramiento legal. Hay que pelear contra estas prácticas.  Una consulta a tiempo nos puede ahorrar muchos disgustos

– Se limita a atender a sus clientes en Oviedo o se desplaza llegado el caso.

– Además de en Oviedo también atiendo en Pola  de Siero, Avilés y Ribadesella. Cuando alguien no puede desplazarse  puede ser atendido en su localidad , previa cita, claro. Yo me desplazo si es necesario.

Hoy a través del correo electrónico se pueden mandar y recibir documentos, y comunicarse y mantener informado al cliente, con total rapidez y fiabilidad, lo que evita desplazamientos innecesarios y facilita el trabajo para cliente y Abogado sin importar la distancia.

 

«Negociar supone tiempo, muchas veces poco valorado, pero yo soy partidaria de los...
Comentarios