miércoles. 10.08.2022
Llevaba más de 36.000 km con la ITV real caducada

La Guardia Civil intercepta a un llanisco con la pegatina de la ITV falsificada

guardia-civil-trafico-01
Control de la Guardia Civil en Bricia (Llanes).

Durante el desarrollo del control de la Guardia Civil de Tráfico, de alcoholemia y drogas a la altura del km 0,600 de la carretera LLN-11(Carretera de Niembro y Barro) se procedió a dar el alto a una furgoneta. Tras la preceptiva prueba de alcoholemia con resultado negativo, se observó en la parte superior del lado derecho del parabrisas del vehículo, el distintivo ITV de color rojo caducado (señal V-19), desde junio de 2021.

Tras la identificación del conductor, se pudo comprobar y verificar a través base datos DGT, que efectivamente el vehículo tenía caducada su inspección ITV, pero desde fecha 16 de mayo de 2020, no coincidiendo con la fecha que figuraba en la señal V-19, que portaba el vehículo.

El vehículo circulaba con un distintivo de ITV manipulado, hecho este del que era conocedor su titular, llegando a realizar más de 36.000 kilómetros con la ITV real caducada. 

itv-caducada-01
itv-caducada-01

En este instante, se procedió a la retirada del distintivo ITV para la investigación de posibles hechos delictivos, verificando en ese momento evidentes indicios de la posible falsificación, al observarse un distintivo de color rojo y fecha incorrecta, respecto a un distintivo al que por fecha le debía corresponder un color diferente (amarillo), tras su inspección en la estación correspondiente en la fecha que le correspondía. 

Las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil posteriormente confirmaron la existencia de un delito de falsedad documental, ya que el vehículo circulaba con un distintivo de ITV manipulado, hecho este del que era conocedor su titular, llegando a realizar más de 36.000 kilómetros con la ITV real caducada. 

Por todo ello, se procedió a la toma de manifestación en calidad de investigado de M.E.R.P., de 48 años y vecino de Llanes, como supuesto autor de un delito de falsificación de documento público, además de ser denunciado a la Jefatura Provincial de Tráfico de Asturias, por no haber sometido el vehículo reseñado a la inspección técnica periódica establecida reglamentariamente. 

De lo actuado entendió el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes. 

La Guardia Civil intercepta a un llanisco con la pegatina de la ITV falsificada
Comentarios