domingo 5/12/21

 

Una vez más, los cacos se han dado otra vuelta por Arriondas. Y ahora se pasean con descaro, oigan. Saben que pueden actuar con total impunidad porque en la ilustre e insigne capital parraguesa tienen derecho de pernada. Hace años nos dejaron sin cuartel de la Guardia Civil y sin él seguimos. Así nos luce el pelo. Los ladrones, que no son bobos, son conocedores de la desprotección a la que está expuesta la villa por las noches. Con los agentes en Ribadesella y sin Policía Local, tienen unos 20 minutos para dejar limpio un establecimiento. Sin prisa, no vaya a ser que se estresen. Además, la ley les ampara. Dejan el coche aparcado en la General y -si les pillan- lo tienen cerca para marcharse cuando, en pocas horas, les pongan en libertad. 

Sepa, querido hostelero o comerciante parragués, que es usted un pardillo. Póngase en el caso de que los pille con las manos en la masa. Pues si les larga un buen madreñazu para evitar que se lleven lo que es suyo, encima se meterá en un lío. Pero no se aflija, ¡vivimos en un Estado de Derecho! Eso sí, es un Estado de Derecho para los Chorizos que desemboca en un Estado del Malestar para los Currantes.

¡Que no cunda el pánico! A buen seguro que el Ayuntamiento busca una solución express. Un engañabobos más de los que nos tiene acostumbrados en materia de Seguridad Ciudadana. Se convocan un par de reuniones con los comerciantes, se contratan serenos por un par de meses... ¡y listo! Eso sí, el semestre siguiente seguimos teniendo el mismo problema. Es lo que se llama “visión de futuro”. Lo cierto es que hasta que no dispongamos de patrullas nocturnas de Policía Municipal o Guardia Civil, autorizados para detener “in situ” a los cacos por las buenas o por las malas, nada va a cambiar. Cabe destacar que los serenos sólo pueden avisar a los agentes y socorrer a los ciudadanos. Nada más.

Y digo yo... ¿Por qué no se da un puñetazo en la mesa de Delegación del Gobierno y se exige que nos devuelvan ipso facto lo que nos quitaron hace años? Llevan demasiado tiempo vendiéndonos la moto. Busco en internet y leo, con fecha de 11 de junio de 2009, “El cuartel de la Guardia civil de Arriondas empezará a construirse este verano”. ¿Fueron a gatas hasta Pernambuco a por los materiales? ¿Cuándo narices se va a inaugurar? Queremos exactamente lo que teníamos: Una Casa Cuartel que además preste servicio por las noches. Y mientras nuestro alcalde le monta el pollo a Gabino... ¿Por qué no piden que sean los efectivos de Cangas de Onís quienes se ocupen de Parres? ¡Caray, es de cajón de madera de pino, que vengan quienes más cerca están! Y si no disponen de suficiente personal, que se apañen con sus colegas de Ribadesella o que convoquen más plazas, que falta hacen. Para cobrar impuestos el Estado no titubea, pero para prestar servicios... 

Robos en Arriondas
Comentarios