domingo 29/11/20

Medidas y Paridas

El otro día viendo en no se que periódico un mapa por municipios de Asturias lo referente al coronavirus, me di perfectamente cuenta lo que son medidas y lo que son paridas. Pero vamos a ver:

Esa manía tan puñetera de tomar las mismas medidas para Oviedo, que para Cabranes o Cangas de Onís es un disparate. Pero hombre, que demonios tendrá que ver la pandemia en Oviedo que aquí.

Frente a las casi 500 personas infectadas de Oviedo, en toda la Comarca de La Sidra y los Picos de Europa no llegan a las 50. Pero veamos:

Villaviciosa tiene una población próxima a 15.000 habitantes y se dieron 10 casos. Pero están confinados toda la gente en las diferentes parroquias en una extensión de ná, de 27.620 hectáreas, toca cada parroquiano a casi dos hectáreas….Ya…

En Oviedo que multiplica la población de los de La Villa de los viciosillos por 15, pero los probinos tienen solo 18.660 hectáreas. Por eso los de Oviedo se pelean por un adosado con trescientos metros de parcela. Allí no tocan a hectáreas por vecino.

Analicemos la parida del gobierno Central en el que obviamente pocos sabrán donde se encuentran las cerca de 30.000 Ha de La Villa y las  de Oviedo. Igual los más leídos  sabrán que tiene catedral y poco más. El resto de mandantes.... ni idea.

Y van quedándose tan panchos los ministros y largan:

Todos se me quedan encerrados en casa vivan donde vivan. Pero hay que ir desescalando (otra parida para dar nombre a las mejoras en la confinación) y en Madrid dejan ir a trabajar a que se yo, a unas  100.000 personas que viajan en tren para ir a su curro. Les marcan dos metros de distancia y todos contentos.

Vuelvo a La Villa de los viciosos. Los parroquianos de tan precioso lugar, ni dos metros ni leches. Allí en tan hermoso lugar la gente puede vivir a 200-300 metros en los núcleos parroquiales y los hay que a un kilómetro. Y va semanes que ni se ven.

Y todo este rollo “hectarero-poblacionero” a donde me lleva. A que es una parida una norma por la que un paisanín lo tienen encerráu en casa, que nun lo dexan dir a güertu y ni dar una vueltina en bici. Pa mexar y nun echar gota. Pero es que pa más xodela, en Uvieu dieron positivo cerca de 500 y en La Villa diez. Vivir al revés y legislar en base a la parida diaria de un grupo de monosabios que no hay manera de librase de ellos.

Pero les pasa lo mismo con todo. El salario mínimo debe de ser 950 euros pa toda España. Ya. Pero en un pueblín no es extraño encontrar un pisín o una casina por 300/400 pavos. En Madrid con eso ni una habitación con derecho a cocina. Aquí con ese salario mínimo se tira y ya no digo si trabayen dos, que jacen pareya o tan matrimoniaus. Pues con dos mil pavos aquí yes el rey del mambo. Problema: que munches empresines d’aquí nun  pueden pagar el salario mínimo porque nun is da. Que facen, pues a media jorná y punto.  500 pavos y a correr. De paso xodiéndo la marrana con la parida tan apoyada por el señor “Marqués de Galapagar” que de comunista tiene tanto como yo de Archipámpano de las Indias. Esi fue el abanderado de la parida. En tous los llaus a 950 euros de salario mínimo que ye una cagadina diz el señor Marqués con coleta de siglos pasados. Solo que este sin peluca. Pariendo, pariendo, estos del gobiernu nos van xodiendu.

Y desgraciadamente mis amadísimos parroquianos, nun hay na que facer. Porque sus homólogos políticos en Asturias, la testa no is da pa más. Así nun va el carru, chirría per toes les partes.

Ya pa terminar verán que juego con bables de diferentes zonas para mi deleite y que algún parideru/a de estos mandantes caiga que eso del asturianu costará un pastón pa unos centenares de ociosos y fartones, que encontrarán chollo homologando la mio llingua, tras varios años de estudio. Menudu lío y pastizal para el grupito del chollu. De los doctos asturianistas

*Como últimamente toy muy “dedicatorial”, este Ex Director se lo dedicu a la mio fia María, que diz que soy un aldeanu. Dicho sea de pasu un gran honor. Y a la Canguesa consejera del asunto llingüil, escritora, profesora, distante y dictadora Berta Piñán, a quien no tengu el gustu ni el disgustu de conocela. Ella se lu pierde.

Medidas y Paridas
Comentarios