lunes 29/11/21
Emotivo homenaje en recuerdo de un piloñés de pro

Manolo Marina, el Hijo Predilecto que defendía Piloña a capa y espada

acto-manolo-marina-hijo-predilecto-01
Elías Llano, encargado de dirigir el acto, no pudo contener las lágrimas ante el recuerdo de su amigo, Manolo Marina.

“Solía dar un paseo a horas intempestivas con su perro, hablando para sí mismo. Pero no eran tochures lo que farfullaba, sino el guión de alguna obra de teatro”, así comenzaba Elías Llano, presentador del evento y miembro de ‘Esín Reparu’, a describir la figura de Manuel Eduardo Marina Fernández, más conocido como  Manolo Marina.

Entre lágrimas, recuerdos y buenas palabras, a las 18.00 horas de la tarde tuvo lugar el homenaje a este vecino tan querido para todos. Hoy, en el día de la patrona de Infiesto, se ha nombrado a Manolo Marina, a título póstumo, Hijo Predilecto del concejo.  Amigos, autoridades y familiares han asistido a este acto, cuya pretensión es rendirle homenaje a un hombre que ha participado muy activamente  en la vida de Piloña.

acto-manolo-marina-hijo-predilecto-05

La mujer de Manolo Marina, Carmen Pérez; el alcalde de Piloña, Iván Allende, la cuñada de Manolo Marina, Charo Pérez, y la presidenta de El Prial.

Miraba siempre por el prójimo. Continuamente creaba iniciativas para mejorar la vida del concejo

Los primeros en hablar fueron el presidente de la Coral Polifónica de Piloña, Tino Sierra y el presidente de la Asociación Piloñesa Musical de la Fuente, Javier de la Cueva. Ambos destacaron el carácter melómano del piloñes. “Era un verdadero  fan de la Coral”, destacó Sierra, mientras que su homólogo en la banda de música de Piloña, quiso acordase de que “siempre que podía, estaba presente en los conciertos. Es una persona difícil de olvidar”.

Unos de sus amigos, Francisco López, también subió al escenario para destacar su entrega por los mayores, pues Marina dedicó gran parte de su tiempo a realizar actividades y talleres en la Residencia de Infiesto. “Miraba siempre por el prójimo. Continuamente creaba iniciativas para mejorar la vida del concejo”, añadió.

Le encantaba Asturias, pero sobre todo, amaba Piloña. Para él, este concejo era el mejor

Manolo Marina también fue voluntario y primer socio de la Asociación ‘El Prial’. Ana Melendreras, su presidenta, se mostró muy orgullosa de su presencia en El Prial pues “era generoso, altruista y comprometido”. La presidenta terminó su intervención dando las gracias al difunto por “dejarnos compartir tantos instantes de su vida”.

El homenajeado era bien conocido por sus tantos escritos en la Crónica de Piloña. Por ello, el director del diario, Ángel Espina, también quiso dedicarle unas palabras. “Habrá escrito un millar de textos”, mantenía Espina, “era increíble la imaginación que tenía para llevar a Piloña por delante”. El director también describió la actitud sincera de Marina, que no tenía ninguna intención de escribir “con objetividad, sino diciendo lo que él creía que era lo mejor para Piloña”.

Escritor, voluntario, trabajador de una zapatería, actor y además, aficionado a los bolos. Desiderio Díaz, quien fue presidente de la Federación de Bolos durante varios años, relató brevemente cómo Marina había sido un iniciador en la enseñanza de este deporte en el concejo. En referencia su faceta de catequista, Díaz también añadió lo siguiente: “Ahora que estás al lado de San Pedro, pídele a Dios que clone a otro Marina, porque te echamos mucho de menos”.

acto-manolo-marina-hijo-predilecto-04

Charo Pérez, cuñada de Marina y directora del grupo de teatro Ensín Reparu.

Una querida compañera de teatro, Pilar Solís, desde su silla de ruedas entre el público, recordó la figura de este piloñes y a otros compañeros también fallecidos. "Manolo, seguro que estás cuidando de una parte de mi corazón”, exclamó Solís al final de su discurso.

Conchita García, presidenta de L’Agostiellu, aprovechó la velada para agradecer al difunto su apoyo a esta iniciativa, que se lleva a cabo todos los jueves de agosto. “Desde el primer momento nos ayudó, y siempre con una sonrisa”, destacó.

Por último, el alcalde de Piloña, Iván Allende, relató el acta en el que se denomina a Manolo Marina como Hijo Predilecto (nombramiento que fue acordado por unanimidad  en el Ayuntamiento) y procedió a entregarle a la viuda, Carmen Pérez, el título, una estatuilla de La Avellanera y un ramo de flores.

La emoción llegó después del acto, con las palabras que su esposa preparó en una carta, aunque finalmente tuvo que ser leída por su hermana Charo Pérez.  En dicha carta, Carmen destaca la labor que su marido realizó en Piloña. “Le encantaba Asturias, pero sobre todo, amaba Piloña. Para él, este concejo era el mejor” describió. En referencia al cariño que le tenía al concejo, su esposa explicó en dicha carta cómo cada vez que algún foráneo rondaba por Infiesto, se autoproclamaba su guía turístico, para enseñarle los lugares más importante de Piloña, entre ellos, el Santuario de la Virgen de la Cueva, que él mismo apoyó para su restauración .“Sabía que te querían, pero no tanto”, dijo Charo Pérez en palabras de su hermana, ligeramente llorosa.

El acto contó con las actuaciones de la Coral Polifónica Piloñesa y de la Asociación Piloñesa Musical de la Fuente, junto con el recital de Pilar Besfort, quien reclamó dos poemas. Por supuesto, no podía faltar una obra de teatro interpretada por el  grupo donde Manolo Marina pasó tantos años, ‘Ensín Reparu’. Los actores salieron a escena con la obra ‘Un xuiciu de faltes’, protagonizado en numerables ocasiones por Marina. Seguidamente, Aladro volvió a actuar por segunda vez en esta jornada.

acto-manolo-marina-hijo-predilecto-03

La carpa, abarrotada durante el acto en recuerdo de Manolo Marina.

“Defendía Piloña a capa y espada”

Su cuñada y directora de teatro del gurpo ‘Ensin Reparu’, Charo Pérez, alabó la figura del que ya es Hijo Predilecto. “Como integrante era el alma del grupo”, contó la directora. “Se enfadaba mucho porque siempre le daba los papeles de personajes mayores, y él se quejaba porque nunca tenía oportunidad de interpretar a un joven galán”, recuerda Charo.  La cuñada del piloñes destaca su predilección por Piloña, de quien dice que “defendía a capa y espada”.

Manolo Falleció el 6 de noviembre de 2020, a los 85 años de edad en la Residencia Colegio San Francisco de Villaviciosa. Durante toda su vida, no paró de colaborar con asociaciones y eventos del concejo: formó parte del Teatro ‘Ensín Reparu’, participó en la Cofradía del Vía Crucis Viviente y  estuvo como voluntario en la Asociación de ‘El Prial’

Manolo Marina es bien conocido por su trabajo en el negocio familiar que heredó de sus padres: una tienda de calzado donde Manolo Marina no dejaba sorprender a sus vecinos con su creatividad, con eslóganes como ‘Compra el zapato derecho y te regalamos el izquierdo’ entre otros muchos.

Manolo Marina, el Hijo Predilecto que defendía Piloña a capa y espada
Comentarios