domingo. 02.10.2022

La élite del ganado vacuno se va a Madrid

José Manuel Blanco Parrondo, ganadero y hostelero afincado en la capital, desembolsó 22.850 euros por cinco vacas de la Subasta de Ganado Vacuno Élite de Llanera para su restaurante El Rincón Asturiano
El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, y José Manuel Blanco Parrondo, con los cinco animales adquiridos en la subasta

Los nueve animales subastados sumaron 31.600 euros

José Manuel Blanco Parrondo ya le había echado el ojo a Garbosa, una vaca criada entre Teverga y Somiedo, antes de que comenzara la Subasta de Ganado Vacuno Élite enmarcada en el 47 Concurso-Exposición de Ganado Vacuno que se celebró el sábado en Llanera. Conocía a su propietario, le había gustado por su gran fisionomía y por eso no dudó en pujar desde un principio por ella, pasando de los 1.500 euros iniciales a los 4.350 con los que se cerró la ronda. Fue el primer animal que salió a pista y con él, comenzó el espectáculo.

José Manuel Blanco Parrondo, a la izquierda, durante una de las pujas
José Manuel Blanco Parrondo, a la derecha, durante una de las pujas

Y es que el ganadero y hostelero valdesano afincado en Madrid desde hace treinta y cinco años fue el protagonista absoluto de la cita, llevándose cinco de los nueve animales subastados por un precio que ascendió a 22.850 euros. «Alguna había que llevar y el camión a Madrid cuesta lo mismo si llevas una o diez», bromeaba tras formalizar las compras. Era su primera vez en Llanera y asegura que repetirá. «Hay muy buen ambiente, organización y los animales son muy buenos, al restaurante hay que llevar algún plato de lujo», destacó. 

Blanco posee El Rincón Asturiano en la calle Delicias, en las cercanías de la Estación de Atocha, y tal y como recordó el director técnico del concurso, Eliseo López, invitó a los tractoristas que tras la manifestación celebrada el pasado mes de marzo en defensa del campo pararon en el establecimiento a cenar, trasladando su apoyo a las demandas.

A Garbosa la acompañarán a la capital Bandolera, Peligrosa II, Tordina y Alegría, esta última perteneciente a la Ganadería Iglesias, de Llanera, y de la que el director del concurso destacó «su carne bien infiltrada, ideal para restaurantes». Por su parte, Tordina, de la Ganadería Nachón, fue la vaca que alcanzó el importe más elevado, llegando a los 6.000 euros tras un intenso duelo con José Antonio Díaz Carbajosa, de Inverpor. La subasta se completó con otros cuatro animales que sumaron 8.750 euros. 

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, fue uno de los encargados de controlar las pujas
El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, fue uno de los encargados de controlar las pujas
El alcalde de Salas, Sergio Hidalgo, también colaboró en la subasta
El alcalde de Salas, Sergio Hidalgo, también colaboró en la subasta
Una de las reses a subasta
Una de las reses a subasta
Antonio Fernández Lago, de Carnicería La Salada, de Lugo, durante una de las pujas
Antonio Fernández Lago, de Carnicería La Salada, de Lugo de Llanera, durante una de las pujas

 

La élite del ganado vacuno se va a Madrid
Comentarios