viernes 27/5/22

Loli Prendes guarda más de treinta años de reivindicaciones vecinales en un armario. Perfectamente ordenado en carpetas y todo documentado. No hay nada de Argüelles que se le escape. «La memoria puede fallar, pero lo que está escrito, ahí queda», asegura.

Acaba de ser nombrada Mujer Sierense del Año 2022 «por su papel como emprendedora rural –es cofundadora de la empresa familiar Vinos Conde Prendes–, y por sus años de dedicación al servicio de los vecinos de Argüelles» y rebosa alegría. «Estoy muy agradecida, a Nacho, presidente de la Asociación Cultural El Observador, por proponerme, y al Ayuntamiento por aceptarlo», apunta.

Con la nacional 634, veía que quedábamos en fondo de saco, yo venía y lo advertía, pero la cosa de ser mujer, aquí los que mandaban y los que iban al Ayuntamiento eran los hombres y me decían que qué iba a saber yo

Este año, su candidatura fue la única presentada. «Yo creo que hay mucha gente que antes era muy activa y que con la pandemia paró, yo la primera, soy de riesgo y no podía ir a ningún sitio, pero esto me revivió», asegura.

Sus inicios en el movimiento vecinal se remontan a 1988. «Quedamos sin iluminación, así que hice un escrito, lo llevé al Ayuntamiento, conseguí que el alcalde de entonces, Manuel Villa, me atendiera y aproveché para pedir unas cuantas cosas más. Salí muy contenta porque parecía que lo iban a solucionar todo, pero al final tuve que volver otras dos veces», recuerda entre risas.

loli-prendes-01
Loli Prendes.

Por entonces no existía asociación vecinal en Argüelles y poco después, Prendes tuvo que enfrentarse a un problema que amenazaba con marcar el futuro de la parroquia. «Con la nacional 634, veía que quedábamos en fondo de saco, yo venía y lo advertía, pero la cosa de ser mujer, aquí los que mandaban y los que iban al Ayuntamiento eran los hombres y me decían que qué iba a saber yo, que era algo provisional... Así que un día fui a ver a Benito, el arquitecto municipal, y cuando me lo confirmó tuve claro que había que luchar», relata.

No fue su único obstáculo. «Hicieron una comisión gestora por el tema de la carretera, también todo hombres, en la que yo no estaba, decían que ya eran bastantes; hasta que hubo un señor que dijo que saliera uno y me metieran a mí, pero me di cuenta de que había mucha política», señala.

Promotora de numerosas manifestaciones y cortes de tráfico, al final la parroquia quedó conectada. «Más que rabia porque no me creyeran, me da mucha pena que si no llego a insistir, nos hubieran cerrado», asegura.

En los años siguientes la eliminación de los malos olores, la recuperación de las escuelas, el saneamiento, la mejora de caminos y los problemas del transporte fueron algunas de sus reivindicaciones. Como espina le queda que el trazado oficial del Camino de Santiago no pase por Argüelles ni por Noreña.

También fue alcaldesa de barrio, preside la Asociación de Vecinos y lidera la Asociación Cultural y Recreativa, creada en 1997, y el coro, fundado en 2017. Aún no hay fecha para la entrega del galardón, pero Prendes ya tiene preparado su discurso. «Van a ser cuatro palabras, sobre todo de agradecimiento», adelanta.

Loli Prendes, Mujer Sierense 2022
Comentarios