lunes 1/3/21

Bendición de mascotas en Lugones por San Antón

san-anton-lugones-05
El párroco, Joaquín Manuel Serrano, bendice al gallo Íker, sujetado por su propietario, Jorge Cabal.

No es un secreto que el párroco de Lugones, Joaquín Manuel Serrano, es un firme defensor de los animales. Y aprovechando la festividad de San Antonio Abad (San Antón), patrón de los animales, durante la misa volvió a incidir en la importancia del cuidado de los mismos. «Quien maltrata a un animal, también puede maltratar a una persona, quien no tiene consideración con un animal, no la tiene con nadie», señaló. Y añadió que «ante una situación de maltrato hay que intervenir, aunque haya lío, no se puede mirar para otro lado».

san-anton-lugones-03

Nerea Méndez y Fernando Pérez muestran a Nemo y Dorado.

Hay muchos animales esperando que los quieran y buscando familia; por eso cuando queramos tener mascota, tenemos que adoptar, hacernos cargo de los más necesitados, comprar genera un mundo donde los animales no pintan nada

A pesar de la pandemia fueron muchos los que, guardando todas las medidas de seguridad, no quisieron perderse la oportunidad de bendecir a sus mascotas, que fueron las absolutas protagonistas de la jornada. «Hay muchos animales esperando que los quieran y buscando familia; por eso cuando queramos tener mascota, tenemos que adoptar, hacernos cargo de los más necesitados, comprar genera un mundo donde los animales no pintan nada», aseguró Serrano.

Él mismo tiene una gata adoptada que durante la misa dio un pequeño susto al caerse con el transportín desde el banco. También Íker, un gallo blanco, saltó y voló desde el coro para refugiarse en el altar mayor hasta que su dueño, Jorge Cabal, bajó a recuperarlo. En la cesta le esperaba su compañera Sara.

san-anton-lugones-04

Daniela y Nora con Luna y Pompón, los dos conejos que les trajo Papá Noel.

san-anton-lugones-06

Carmen Villa con Cloe, su siamesa.

san-anton-lugones-02

Noe Merino con «su niña» Sindy.

san-anton-lugones-01

Alejandro y Alejandra Miguélez posan con Bela y Marley, de seis y ocho años.

Bendición de mascotas en Lugones por San Antón
Comentarios